Jujuy, una provincia bajo el poder de Milagro Sala

Los conflictos sociales potencian la figura de la líder de Tupac Amaru
Marcelo Veneranda
(0)
29 de marzo de 2010  

SAN SALVADOR DE JUJUY.- La tensión se respira en el aire de la capital provincial. La Gobernación y la Legislatura están rodeadas por la policía. Los gremios estatales están de paro o en estado de alerta permanente. Las rutas provinciales, cortadas por piqueteros, y las calles de esta ciudad, tomadas cada día por dos, tres o más movilizaciones.

Es un comienzo de año considerado "normal" para Jujuy, según oficialistas y opositores. Pero lo "normal" aquí adquirió ribetes violentos en las últimas semanas: los docentes simularon crucificarse frente a la Casa de Gobierno, tomaron la sede de Diputados y un anexo del Ministerio de Educación y fueron dispersados con balas de goma.

En este clima enrarecido, sin embargo, las mayores preocupaciones para el gobierno del kirchnerista Walter Barrionuevo vienen del Sur. De uno lejano, ya que la suerte de la provincia depende en gran medida de la Casa Rosada, que provee casi el 90%de los recursos que necesita Jujuy cada año. Y de uno muy cercano, porque en Alto Comedero, barrio periférico de la capital, se asienta el poderío de la organización Tupac Amaru, de Milagro Sala, a la que no pocos funcionarios, políticos opositores y jujeños de a pie apodan "la gobernadora". No sólo por su poder local, sino porque en el gobierno nacional sus demandas suelen resolverse antes que las de Barrionuevo.

En ese lugar, Milagro Sala levantó un barrio de 1800 viviendas y ahora está construyendo una réplica del imponente Templo de Kalasasaya de Tiwanaku, con su puerta del sol y de la luna.

"La situación social en la provincia es delicada. Los ánimos están muy caldeados. Hemos sufrido cortes de ruta, tomas de la Legislatura, la Casa de Gobierno y el municipio, además de una ciudad encerrada cada vez que bloquean sus puentes", señaló el vicegobernador Pedro Segura. Pero aclaró: "Aunque todo eso es corriente, ahora se han sumado los ataques a empresas privadas" (ver recuadro).

Del Estado nacional proviene el 87% de los recursos que necesita cada año la provincia. Pero si la Casa Rosada cumple su promesa de que no enviará a los gobernadores más fondos que los presupuestados, las arcas jujeñas deberán entregar casi el 80% de su presupuesto anual (4463 millones de pesos) para pagar los aumentos de sueldos con los que intentan apaciguar a los empleados públicos. O incrementar a 800 millones de pesos el rojo financiero proyectado para este año, según afirmó Segura.

Con lo que quede deberán afrontar los gastos en viviendas, salud y seguridad.

En 2009, la escasez de fondos nacionales fue un gran dolor de cabeza para la administración provincial: el presupuesto se hizo con una estimación de ingresos en concepto de coparticipación de $ 2622 millones, pero hasta diciembre sólo recibió $ 1971 millones, según un informe del consejo local de profesionales de ciencias económicas.

"La gobernadora"

Con casi 70.000 militantes propios, más otros 20.000 que integran la red de organizaciones sociales liderada por Sala, Tupac Amaru es la contracara de la administración local: construye viviendas, escuelas, piletas y centros de salud por toda la provincia. Y acrecienta su poder cada día más.

Salvo el vicegobernador, ninguno de los dirigentes justicialistas entrevistados por LA NACION se animó a criticar públicamente a Sala. "Milagro dialoga, pero cuando la plata no llega, ella acorta los tiempos", dijo Segura. Otra fuente oficial de primer rango fue más directa: "Si no le das a la señora lo que quiere, estás en problemas".

"Como dijo el gobernador, la provincia es inviable sin los fondos de la Nación, pero sin Sala hoy habría cien grupos piqueteros en las calles", resumió el diputado provincial Jorge Rizzotti (UCR), aunque matizó: "Cómo no va a prosperar la Tupac, si recibe más fondos para obras que el municipio de la capital".

A regañadientes, oficialistas y opositores terminan reconociendo el papel de "contención" de la líder de la organización Tupac Amaru. Ella es el sur próximo, que les provee paz política. Al sur lejano, el de la Casa Rosada, le seguirá suplicando el oxígeno financiero que necesitan para pagar los aumentos. Con eso podrían pacificar las calles y asegurarse que 2010 siga siendo un año "normal" en esta provincia del noroeste argentino.

El conflicto docente

Amparada en los tribunales provinciales, la Gobernación logró que los maestros vuelvan este martes a las aulas. Lo harán bajo protesta, y prometen regresar a las calles si se les descuenta uno solo de los días de paro. Los profesores, en cambio, cumplirán al menos otras 72 horas de huelga. Según cifras oficiales, un maestro primario con diez años de antigüedad cobra $ 512 de salario básico, mientras que un profesor secundario con 15 años de experiencia percibe $ 591. Son los sueldos básicos más bajos del país, si no se consideran los adicionales bonificables y no remunerativos (en negro), que elevan el salario bruto a 2248 y 1936 pesos, respectivamente.

La provincia, que desde el inicio del conflicto alertó que no disponía de fondos para cubrir el aumento de $ 250 al básico reclamado por los docentes, ofertó una suba escalonada: $ 100 en marzo y el resto en cuotas antes de diciembre.

La propuesta oficial llegó acompañada por la advertencia de que la negativa gremial acarrearía el descuento completo del mes de huelga. Los docentes secundarios la rechazaron. "Que les descuenten también a los diputados, que hace cuatro meses no sesionan", contraatacó Blas Cardozo, líder de Cedems, el gremio de los profesores.

EL ATENTADO AL SENADOR JENEFES

  • En cuestión de segundos, las pintadas cubrieron el canal 7 y el hotel Howard Johnson, propiedad del grupo empresarial que dirige el senador oficialista Guillermo Jenefes. Después vinieron las piedras, arrojadas por motociclistas, ante la mirada impávida de una decena de efectivos policiales. En diálogo con LA NACION, Marcos Guerra, un dirigente que lidera la agrupación Titi Guerra que se adjudicó el atentado al canal, desvinculó a la Agrupación Túpac Amaru del ataque.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.