Julio Martínez: "Comenzamos auditorías en áreas sensibles de las FF.AA."

La transparencia en la gestión es uno de los objetivos del ministro de Defensa, que renovó la cúpula miltar
Mariano De Vedia
(0)
26 de enero de 2016  

Crédito: Emiliano Lasalvia

Las Fuerzas Armadas ya han recuperado el respeto de la sociedad. Ahora falta que reconquisten el respeto del Gobierno", dijo el ministro de Defensa, Julio César Martínez, al sintetizar las deudas pendientes en el terreno militar. En ese desafío juegan un papel prioritario la recuperación de la defensa nacional y la transparencia en la gestión.

Luego de poner en funciones a los nuevos jefes de las fuerzas (ver aparte), Martínez anticipó a LA NACION que ya tiene en marcha distintas auditorías en "áreas sensibles" de la estructura militar, como Fabricaciones Militares, Tandanor y algunos arsenales. Ya antes de llegar al ministerio, el ex diputado riojano había reclamado al gobierno kirchnerista explicaciones sobre faltantes de armas y municiones en unidades militares

También pesa en su gestión el aspecto económico, a partir de la necesidad de poner fin a los reclamos por el blanqueo salarial del personal militar, heredados del gobierno anterior. Tiene en estudio un plan a largo plazo para eliminar progresivamente las sumas no remunerativas que se fueron incluyendo en los sueldos militares y que dieron lugar a innumerables juicios.

"Son juicios por $ 4000 millones. Algunos están en instancias judiciales más exigibles y pueden llegar a provocar el embargo de cuentas. Por eso estamos diseñando un plan para el blanqueo salarial", dijo el ministro, quien reivindicó a la nueva conducción del Ejército y la diferenció del teniente general retirado César Milani, el ex jefe kirchnerista y hombre fuerte de la inteligencia militar.

-Con la nueva cúpula militar ya en funciones, ¿qué desafíos asoman en primer plano?

-El más importante es recuperar la defensa nacional, revalorizar el aspecto humano del personal militar y avanzar en un programa de inversiones en el mediano y largo plazo. Queremos que nos recuerden como quienes comenzaron la etapa de la recuperación de las Fuerzas Armadas. No será de un día para el otro, lógicamente, pero se puede avanzar. Y otro desafío es lograr la valoración de los militares. Las Fuerzas Armadas ya han recuperado el respeto de la sociedad. Ahora falta que reconquisten el respeto del Gobierno.

-¿Cómo lograrán ese objetivo?

-No queremos Fuerzas Armadas al servicio de un gobierno o de un proyecto político, sino al servicio del Estado y de la democracia. Pretendemos volver al profesionalismo.

-¿Por qué hubo una depuración de 23 generales en el recambio de autoridades del Ejército?

-Había un sobredimensionamiento de generales. La media histórica ronda los 35 oficiales superiores y había casi 60. Era necesario reducir esa cantidad.

-¿Los que pasaron a retiro mantenían lealtad a Milani?

-No. No todos eran de Milani. Sería injusto. Por supuesto, por la verticalidad que caracteriza a la fuerza, trabajaron bajo sus órdenes. Pero la mayoría no está hoy alineada con él. La persona indicada para esta etapa es el general Diego Luis Suñer, a quien elegí como jefe del Ejército, y los más antiguos deben pasar a retiro. Además, como le dije, había una cantidad excesiva de generales. Cuando un oficial llega a ese rango sabe que en algún momento puede ser relevado.

-¿La reducción de generales implica también una caída de la influencia del área de inteligencia en el Ejército?

-Si había un exceso, se reducirá. El área es necesaria para la inteligencia de la defensa. Pero no tiene que estar sobredimensionada y debe ajustarse a los tiempos que se viven.

-¿Cómo impactará en las Fuerzas Armadas la declaración de la emergencia en seguridad?

-Si bien debe interceptar vuelos irregulares, principalmente en la zona del Escudo Norte, la Fuerza Aérea es un eslabón más en esta cadena y no el más determinante. Está comprobado que el grueso del narcotráfico entra por tierra y por vías navegables. Podemos tomar medidas para controlar el avance de la droga y vamos a trabajar para eso. Pero estos operativos están en manos de las Fuerzas de Seguridad.

-¿Se aplicará la ley de derribo?

-No hay ley de derribo. Lo que habrá es una protección del espacio aéreo, terrestre y fluvial. La Fuerza Aérea hará el control del espacio aéreo que le corresponde por la Constitución. Son medidas disuasivas para permitir que los vuelos clandestinos puedan ser reconducidos e intimados a aterrizar para que las fuerzas de seguridad puedan hacer controles.

-¿Cómo atenderán los reclamos salariales que llegaron a la Justicia?

-El tema de los juicios es muy delicado. Potencialmente, si actualizamos los montos, pueden llegar a los $ 4000 millones. Tenemos en estudio un plan salarial estratégico para blanquear progresivamente las sumas no remunerativas, que se puede extender en un período de diez años, para eliminar las distorsiones.

-¿En qué instancias se encuentran los juicios?

-Algunos están en etapa de ser exigibles y otros, en medio del proceso. Creemos que se pueden llegar a embargar cuentas. Es un problema bastante comprometedor para el futuro, que afecta a las tres fuerzas.

-¿La aplicación de esta replanteo salarial puede ser inmediata?

-No, inmediata no. Va a ser un plan progresivo de blanqueo para recuperar el salario, pero no puede ser inmediato. Con miras a revertir la situación en un período a largo plazo, de diez años.

-¿Habrá espacio para mejorar el reequipamiento de las unidades militares?

-La prioridad es cubrir la frontera norte. Una vez cubierta esa necesidad avanzaremos en otro grado de equipamiento, como los aviones supersónicos y otras unidades que iremos analizando en las distintas fuerzas.

-¿Se investigará la gestión de Milani?

-Se revisará todo, no específicamente lo que le tocó a Milani. Hay áreas sensibles en las que se están haciendo auditorías.

-¿Qué avances tienen esas auditorías?

-Se está avanzando en áreas de Fabricaciones Militares, de Tandanor, en algunos arsenales.

-¿Se auditará especialmente lo que concierne a la comunicación y tecnología del área de Inteligencia?

-Estamos viendo lo que hay, pero hasta ahora no encontramos nada estrafalario, sofisticado o que no correspondan al área. No hubo esos equipos de los que se hablaba, por lo menos acá no están. Si se hicieron y se compraron por afuera, habrá que ver, pero acá no están.

Asumieron los nuevos mandos

El Ejército y la Armada tienen ya sus nuevos jefes en funciones. El ministro Julio César Martínez presidió ayer en el Regimiento Patricios el acto de asunción del general Diego Luis Suñer como nuevo jefe del Ejército, quien reemplazó al teniente general Ricardo Cundom. Por la mañana, el vicealmirante Marcelo Eduardo Hipólito Srur asumió como jefe de la Armada. Hoy tomarán sus cargos los jefes de la Fuerza Aérea, brigadier Enrique Víctor Amrein, y del Estado Mayor Conjunto, general Bari del Valle Sosa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.