Justificaciones públicas de Aníbal Fernández

Dijo que evitó "situaciones con sangre o muertos"
(0)
18 de diciembre de 2009  

Llamó a una conferencia de prensa especialmente para defender su posición de no acatar una orden judicial. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, salió al cruce ayer de los cuestionamientos que recibió esta semana por el conflicto con la Justicia por la situación del gremio de aeronavegantes y desligó las responsabilidades en una supuesta demora del Poder Judicial.

Así intentó contrarrestar la embestida de la Corte Suprema y del Congreso, que lo cuestionaron por su comportamiento en el conflicto luego de no cumplir una orden de la Justicia. "No hay una vocación de interpretar la Constitución; yo no la interpreto, la interpretan solamente los jueces", aclaró Aníbal Fernández ayer al mediodía, desde el Salón Sur de la Casa Rosada.

Deslizó responsabilidades en la Justicia por la demora en la resolución de las elecciones en el sindicato de los trabajadores aeronavegantes, que fueron realizadas en 2006. "La culpa no es nuestra; no es del Poder Ejecutivo. La culpa es de no haberse cumplido en tiempo y forma con este tipo de conclusiones", amplió, en referencia a las diferentes resoluciones judiciales sobre las elecciones del gremio.

En un detallado informe, Fernández explicó que había decidido frenar una orden judicial porque existían fallos contrapuestos.

Por esa decisión, el jefe de Gabinete recibió críticas de los ministros de la Corte Carmen Argibay y Carlos Fayt. Este último magistrado reiteró ayer sus cuestionamientos, aunque lo disculpó. "Fernández es un piloto de tormentas que tiene que parar todos los golpes y a veces se equivoca", planteó Fayt, y pidió "salir de la crispación".

Para el jefe de Gabinete, gracias a su decisión de no acatar el fallo que establecía el desalojo del gremio se evitaron muertes. "Los dos sectores en pugna eran muy importantes y cualquier acción que el Estado tomara implicaba necesariamente una situación de enfrentamiento que se sabe cómo empieza pero no se sabe cómo termina", sostuvo.

"No es una obligación del Estado reprimir en un caso de estas características y, mucho menos, tener que concluir con situaciones de estas características con sangre, con líos o con muertos", opinó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.