Justificó el Gobierno el uso de las reservas del Banco Central para pagar deuda

"Además de los esfuerzos domésticos para generar superávit primarios persistentes, son necesarios aportes sustantivos de otras fuentes, como el exceso de reservas internacionales", señala el decreto que oficializó la creación del Fondo del Bicentenario
(0)
15 de diciembre de 2009  • 16:04

Tras las críticas de la oposición, el Gobierno oficializó hoy el decreto que crea el Fondo del Bicentenario con dinero del Banco Central (BCRA) con el objetivo de pagar los vencimientos de deuda en un año difícil para el frente fiscal como será 2010. Además, justificó el uso de 6569 millones de dólares de reservas de la entidad que dirige Martín Redrado.

A través de la norma 2010/09 publicada hoy en el Boletín Oficial, con firma de la presidenta, Cristina Kirchner, el Ejecutivo formalizó lo anunciado ayer, aunque el Decreto de Necesidad y Urgencia deberá ser ratificado por el Congreso.

En los considerandos de la medida se menciona que "resulta necesario profundizar el proceso de desendeudamiento iniciado en 2003, para permitir un mayor y mejor acceso al financiamiento tanto para el sector público, como para el sector privado".

Se remarca que "la obtención de un mayor financiamiento a menores tasas tanto para el sector público como para el sector privado tiene por objeto garantizar el sostenimiento de la inversión pública y privada, sostener el crecimiento de la economía, la creación de trabajo decente y genuino, llevando adelante a su vez iniciativas con criterio federal en etapas negativas del proceso económico".

Justificación. Al respecto, destaca el decreto que "los recursos necesarios a tal fin, tienen que surgir de un uso más eficiente de las reservas del Banco Central de la República Argentina, buscando obtener de ellas no sólo el respaldo a la moneda, sino también la obtención de un mayor provecho para que coadyuven al mayor desarrollo económico interno".

Respecto de la adecuada utilización de las reservas internacionales, se menciona que "el punto central es que una economía en desarrollo, como la República Argentina, estaría en parte sacrificando crecimiento al mantener esos activos en el exterior con mínimo rédito, sin aprovechamiento alguno en el ámbito interno".

Se indica que "además de los esfuerzos domésticos para generar superávit primarios persistentes, son necesarios aportes sustantivos de otras fuentes, como el exceso de reservas internacionales, para procurar reducir el stock de deuda, mejorar el perfil de vencimientos y abaratar el costo financiero cuando corresponda".

En el decreto se remarca que "las reservas internacionales se quintuplicaron entre comienzos de 2003 y diciembre de 2009, pasando de US$ 8245 millones a US$ 47.539 millones; aun a pesar de haber pagado con ellas US$ 9530 millones al Fondo Monetario Internacional a principios de 2006".

Se señala también que "en las condiciones actuales el uso acotado de reservas no tendrá mayor impacto sobre la política monetaria, ni es susceptible de lesionar el superávit cuasi fiscal, ni puede implicar un deterioro en la calidad de la cartera de activos, que quedará más indisolublemente ligada al desendeudamiento y fortalecimiento de nuestra economía".

La visión de Boudou. El ministro de Economía, Amado Boudou, subrayó hoy que la creación de un fondo con reservas del Banco Central es una medida que "le dará el máximo de seguridad a la economía argentina".

Boudou explicó que la conformación del fondo tiene por objetivo "evitar cualquier incertidumbre y dar todo el nivel de seguridad a lo que tienen que ser los pagos en 2010", y añadió que le va a "quitar tensión al mercado del dólar".

"Buscamos dar el máximo de seguridades al funcionamiento a la economía argentina respecto al sector externo para 2010", afirmó el ministro a radio La Red.

Puntualizó que las que se están utilizando para el pago de la deuda el año próximo "son reservas de libre disponibilidad", que son fondos excedentes a los que se necesitan para cubrir la base monetaria de la economía.

Explicó que "la diferencia entre las reservas totales y la necesidad para cubrir la base monetaria asciende a 18 mil millones de dólares". Por lo tanto, precisó que "se está usando alrededor de 37 por ciento de las reservas de libre disponibilidad, que a su vez son 14 por ciento de las totales".

Así remarcó que "la situación es muy cómoda como para llevar adelante esta medida", y aseguró que "agrega mucha certidumbre a la economía argentina el año que viene". Destacó que "esta medida va en total consonancia con la búsqueda de salida a los mercados".

Documento
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.