Kicillof se reunirá en Nueva York con el mediador que designó Griesa

Se encontrará mañana con Daniel Pollack; hoy expondrá sobre deudas soberanas en la ONU
Martín Dinatale
(0)
25 de junio de 2014  

No lo dirán abiertamente y la excusa del viaje de Axel Kicillof a Nueva York es exponer hoy en la ONU sobre la reestructuración de la deuda argentina. Pero, en rigor, el ministro de Economía se reunirá un día más tarde con el abogado mediador en el conflicto con los holdouts para negociar directamente los detalles de pago a los fondos buitre.

Así, Kicillof estará mañana en Nueva York con Daniel Pollack, el abogado que dispuso el juez Thomas Griesa para mediar entre la Argentina y los fondos buitre. No estaba previsto hasta anoche un encuentro directo de Kicillof con los abogados representantes de los holdouts y nada indica que se produzca por ahora esa reunión.

El objetivo central del encuentro del ministro de Economía con el abogado mediador es negociar con los bonistas que se reponga la medida cautelar de la justicia norteamericana para suspender transitoriamente la ejecución de la sentencia y empezar a definir las formas de pago de la deuda de 1500 millones de dólares que la Argentina tiene con los bonistas que no ingresaron en el último canje ofrecido por la Casa Rosada.

El Gobierno dispuso anoche un fuerte operativo de prensa para cubrir el viaje de Kicillof y establecer una suerte de "cerco mediático" para que el ministro de Economía no se sienta intimidado en Nueva York con preguntas incómodas.

Kicillof viajó anoche a Estados Unidos con una agenda armada por la Cancillería como telón de fondo de las negociaciones que buscará entablar con los fondos buitre. Así, la mejor excusa elegida por el Gobierno para que el ministro de Economía se encuentre en Nueva York listo para empezar a dialogar con el mediador de los holdouts es una exposición prevista para hoy, a las 16, en las Naciones Unidas. Allí, Kicillof expondrá sobre la reestructuración soberana de la deuda de la Argentina.

El presidente del Grupo de los 77 más China (G-77), Sacha Llorentty Solis, invitó a Kicillof a informar en la sede de la ONU ante un plenario de los 134 países que conforman ese grupo de países.

Según pudo saber LA NACION, las gestiones de la Cancillería para que Kicillof exponga en la ONU comenzaron la semana pasada en la cumbre de presidentes del G-77, que se realizó en Bolivia. En ese encuentro aún se desconocía el resultado de la Corte norteamericana, que convalidó el fallo del juez Griesa. Pero el Gobierno alentó las negociaciones para sumar apoyos en la ONU en su cruzada contra los fondos buitre.

Ayer, la Cancillería emitió un comunicado en el que explicó que Kicillof analizará con los representantes del G-77 más China las repercusiones que tendrá la resolución de la justicia norteamericana en las reestructuraciones de deuda de los países en desarrollo, así como en el sistema financiero en general.

Un destacado diplomático que conoce los entretelones de Naciones Unidas comentó sin tapujos a LA NACION: "Usarán las oficinas de la ONU para exponer un mensaje en un ámbito como el G-77, que carece de peso en el mundo financiero, pero que le servirá a Kicillof como excusa para decir que no viajó expresamente a negociar con los fondos buitre".

El foro del G-77 en la ONU eleva informes a la Comisión Económica de Naciones Unidas para su aprobación. Pero en rigor donde se discuten a nivel mundial los temas financieros como la deuda de la Argentina con los holdouts es en el FMI, el Banco Mundial o el BID.

No obstante, desde el Gobierno un destacado funcionario dijo ayer a LA NACION que "el G-77 tiene un peso fuerte en el mundo y por ello Kicillof llevará a ese ámbito su mensaje sobre la reestructuración de la deuda".

La ONU no es el único espacio donde la Casa Rosada quiere emitir su mensaje en contra del fallo de Griesa y el reclamo de los bonistas. Según se supo, el Gobierno giró a varias embajadas extranjeras en Buenos Aires un paper en el que refleja la postura de la Argentina de negociar en "términos justos" con los holdouts, pero cuestiona duramente el fallo de la justicia norteamericana. A su vez, algunos embajadores extranjeros mantuvieron encuentros con Héctor Timerman en los últimos días, en los que el canciller argentino expuso los aspectos negativos que tendrá para la economía un fallo como el del juez Griesa.

En esta misma línea la presidenta Cristina Kirchner buscó el apoyo en su embate contra los fondos buitre en la Unasur. Este organismo emitió un comunicado en el que expresó su "solidaridad" con la Argentina frente al fallo adverso. Algo similar ocurrió con el Mercosur.

EE.UU. define a su embajador en la Argentina

La Comisión de Relaciones Exteriores del Senado norteamericano aprobó ayer a los nominados por la Casa Blanca como embajadores en la Argentina y Honduras. Así, el empresario Noah Mamet se encamina ahora a ser elegido por el pleno del Senado de Estados Unidos como embajador en la Argentina. Mamet fue un prominente financista para la reelección del presidente Barack Obama en 2012 y su designación como embajador recibió duras críticas de los legisladores republicanos en el Senado. Los senadores republicanos Marco Rubio (Florida), John Barrasso (Wyoming) y James Risch (Idaho) votaron en contra de la candidatura de Mamet como embajador en la Argentina, alegando que carece de las calificaciones para ejercer el cargo. La nominación de Mamet será remitida ahora para su aprobación por el Senado en pleno. No hay fecha definida aún para ello.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.