Kirchner empieza a delinear hoy sus primeros días en el Gobierno

Llegará hoy a la Capital Federal donde tiene previsto reunirse con Duhalde; analiza sumar dirigentes del radicalismo
Gustavo Ybarra
(0)
22 de mayo de 2003  

RIO GALLEGOS.- El presidente electo, Néstor Kirchner, regresará finalmente hoy a Buenos Aires para iniciar la recta final de su ascenso al poder.

Ayer, con sus colaboradores más cercanos, Kirchner analizó una serie de nombres para formar la segunda línea del gobierno. Reacios a filtrar candidatos, los allegados al presidente electo sólo dejaron trascender que los conocidos son hombres de su máxima confianza y confirmaron que dirigentes del radicalismo tendrán su lugar en los gabinetes en los ministerios.

Kirchner tiene previsto tomar hoy contacto con el presidente Eduardo Duhalde y, luego, tendrá algunas conversaciones con los futuros miembros del gabinete que acompañarán su gestión, la que empezará el próximo domingo, cuando, en una misma ceremonia ante la Asamblea Legislativa, jure y reciba la banda presidencial de parte de Duhalde.

El jefe del Estado será, precisamente, una de las primeras personas con las que tiene previsto reunirse Kirchner después de que arribe, cerca de las 14, al aeroparque Jorge Newbery en el avión de la gobernación de Santa Cruz.

Más allá de los diálogos iniciales, trascendió que el encuentro cara a cara con su primera línea de colaboradores -que oficialmente anunció anteayer aquí para sorpresa de todos, incluso de su vicepresidente, Daniel Scioli- tan sólo se concretaría mañana.

En esa primera reunión con su gabinete, Kirchner comenzará a trazar los lineamientos de lo que serán sus primeros días de administración.

Esa fue la tarea a la que se abocó ayer el presidente electo durante todo el día en la residencia de los gobernadores santacruceños con parte de sus colaboradores más cercanos: los designados jefe de Gabinete y ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Alberto Fernández y Julio De Vido, respectivamente.

La jornada, fría y lluviosa, justificó el extenso encierro.

Por la residencia también pasaron, aunque no permanecieron la totalidad de la extensa jornada, su hermana y designada ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, y su sucesor al frente del Poder Ejecutivo provincial a partir del domingo próximo, Héctor Icazuriaga.

Del cónclave se pudieron conocer pocos datos, aunque algunos se filtraron al férreo control que Kirchner pretende imponer a su estrategia hasta que se encuentre en funciones. Uno de los temas centrales de la reunión fue el armado de toda la segunda línea de colaboradores, es decir, los hombres que ocuparán las distintas secretarías de Estado.

Hombres de confianza

Hasta ayer, sólo se sabía que Carlos Zanini tenía asegurado un lugar en la extensa grilla. Se trata de otro de los integrantes del círculo de máxima confianza del futuro presidente.

Las fuentes consultadas señalaban la Secretaría Legal y Técnica como el lugar que ocuparía este cordobés de 47 años, nacido en la localidad de Villanueva, que fue secretario en la Municipalidad de Río Gallegos, presidente de la unidad básica Los Muchachos Peronistas y titular del bloque de legisladores justicialistas de Santa Cruz, que ayer presentó su renuncia al Tribunal Superior de Justicia de la provincia, cuerpo del que era presidente.

Por otra parte, los voceros señalaron que Mario Das Neves podría permanecer al frente de la Aduana y que el vicegobernador de Tierra del Fuego, Daniel Gallo, también estaría en la grilla de los futuros secretarios de Estado.

Otro de los temas que comenzaron a analizar Kirchner y sus colaboradores es cómo encontrarán algunas áreas del Estado.

Una de ellas es el Ministerio de Desarrollo Social. Al respecto, Alicia Kirchner rechazó, muy gentilmente, cualquier contacto con la prensa "hasta después de la asunción", prevista para el próximo domingo. Sin embargo, fuentes provinciales aseguraron que la hermana del presidente electo no está muy conforme con la herencia que recibirá de parte de Nélida Doga.

"Hay muchos créditos a organismos internacionales sin pagar y será necesario negociar un aplazamiento de los vencimientos", explicaron a LA NACION las fuentes consultadas, y agregaron que para la futura funcionaria la cartera "no se ha manejado, en muchas aspectos, como si fuera un ministerio".

Por último, Kirchner y Fernández empezaron a delinear el discurso de asunción ante la Asamblea Legislativa. El santacruceño aspira a que ese mensaje se convierta en la carta de presentación de su gestión y de sus primeras medidas de gobierno, que, como ya anticipó, no tendrá "anuncios grandilocuentes".

Tras la jura y toma del cargo, el presidente electo les tomará juramento a sus ministros en la Casa de Gobierno.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.