Kirchner ratificó que no se votará contra Cuba en la ONU

Se lo confirmó al ministro Pérez Roque, que agradeció el gesto
(0)
27 de febrero de 2004  

El presidente Kirchner le confirmó al canciller cubano, Felipe Pérez Roque, que la Argentina se abstendrá de condenar al gobierno de Fidel Castro cuando su caso sea tratado, en abril próximo, en la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, con sede en Ginebra, Suiza.

Durante la charla de casi 40 minutos que ambos mantuvieron en el despacho presidencial, en la Casa de Gobierno, el ministro de Castro reiteró la invitación de su gobierno para que Kirchner visite la isla "en el momento que considere apropiado". Y volvió a escuchar el pedido argentino para que Cuba permita la salida de La Habana de la médica disidente Hilda Molina.

Al justificar el voto argentino en la ONU, el Presidente señaló -en declaraciones a la agencia cubana Prensa Latina- que "es una cuestión que el pueblo argentino la tiene muy clara y el Gobierno no hace más que interpretar la voluntad de los argentinos".

La decisión del Gobierno motivó el agradecimiento de Pérez Roque, que quedó reflejado en el comunicado conjunto que ambas cancillerías emitieron ayer: "Cuba agradeció a la Argentina su apoyo a la resolución de la ONU que solicita poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba, así como la posición adoptada en la Comisión de Derechos Humanos".

Durante los gobiernos de Carlos Menem y Fernando de la Rúa, la Argentina se sumó a la condena a Cuba que Washington impulsa anualmente en la ONU. Eduardo Duhalde mantuvo ese criterio en su primer año de gobierno, pero lo cambió por la abstención sobre el final de su mandato, cuando Kirchner todavía era candidato.

Invitación sin fecha

Pérez Roque aprovechó la reunión -de la que también participaron el canciller Rafael Bielsa y el embajador cubano en nuestro país, Alejandro González Galiano- para reiterar la invitación a Kirchner para que viaje a la isla. Sin embargo, por cuestiones de la agenda presidencial, no se definió aún la fecha de la visita.

"Le reiteramos la invitación para que viaje a Cuba -contó por la tarde Pérez Roque a los periodistas, en Rosario-. En cuanto tenga la primera oportunidad, en el momento en que pueda viajar, (lo hará) porque el Presidente tiene una enorme tarea en la Argentina."

En esas declaraciones, formuladas desde la habitación donde se cree que nació Ernesto "Che" Guevara, el canciller cubano calificó de "excelente" su entrevista con Kirchner y reiteró la intención de Cuba de sumarse al Mercosur en un acuerdo del tipo 4+1. Cuba formalizará "próximamente" su solicitud oficial y la Argentina se comprometió a consultar a los otros socios del bloque por ejercer la presidencia pro témpore, afirma el comunicado oficial.

En el encuentro en la Casa Rosada, Bielsa le entregó a su par caribeño dos cartas -una para él y otra para Castro- escritas de puño y letra por Roberto Quiñones, hijo de Molina, nacionalizado argentino. En ellas explica el carácter humanitario de su pedido para que el gobierno cubano permita a su madre viajar a nuestro país.

El tema fue motivo de un momento de tensión durante la reunión que Pérez Roque mantuvo en el Congreso con el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Camaño. Según asistentes al encuentro, Camaño se interesó por la situación de Hilda Molina y le pidió conocer detalles de su caso, "a título informativo".

Pérez Roque le informó que la cirujana había renunciado a su cargo en el instituto médico estatal en el que trabajaba, y deslizó que se habría "acercado" a los grupos anticastristas con sede en Miami. Pérez Roque le aclaró a Camaño que el hijo de Molina y sus familiares tienen las puertas abiertas para ir a Cuba cuando lo deseen.

"Se puede estar preso en una celda o en un país", le dijo Camaño a Pérez Roque, poco antes de que el canciller aclarara que Molina está impedida de salir de la isla por una disposición del Estado cubano que no detalló.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.