Kirchner trató con Lavagna los futuros pasos económicos

(0)
2 de mayo de 2003  

El candidato presidencial Néstor Kirchner se reunió ayer con el ministro Roberto Lavagna, con quien analizó el estado actual de la economía y trazó los lineamientos generales de cómo serán los primeros pasos de la gestión en caso de ganar el ballottage el 18 del actual.

Del encuentro, que se realizó en el departamento que el gobernador santacruceño tiene en la Capital, participaron el jefe de campaña de Kirchner, Alberto Fernández, y, de a ratos, Cristina Fernández, esposa del postulante.

La reunión había sido acordada por teléfono el martes último, mientras Kirchner se encontraba en Santa Cruz.

Lavagna resaltó datos positivos de la economía, como la baja inflación, la generación de empleos y el aumento en la recaudación, índices que el ministro consideró vitales, según confirmó Alberto Fernández a LA NACION.

Uno de los temas que ocuparon gran parte del encuentro fue cómo instrumentar el plan de obras públicas que marcará la gestión de Lavagna a cargo de la cartera económica.

Lavagna anticipó que había encontrado mecanismos para ese ambicioso plan. Lo más importante, quizás, es que el ministro dice que ya consiguió financiamiento externo para ese proyecto.

Uno de los participantes del encuentro afirmó que no se habló del papel de Lavagna en la campaña. Una fuente de Economía sostuvo, además, que Lavagna "se rió" del pedido de Carlos Melconian, designado por Carlos Menem para ocupar la cartera en caso de ganar el ballottage, que lo había desafiado a un debate por televisión.

Elogios

El presidente Eduardo Duhalde dijo ayer que "no conocen a Kirchner" quienes lo señalan como su "títere" y calificó como "disparates" las versiones según las cuales podría quedarse "con algo de poder institucional" al dejar el gobierno el 25 del actual.

"No lo conocen. Kirchner tiene características, que conocemos los que estamos en política, históricas. Es un hombre que ha tenido posiciones muy fuertes, muy duras. Para mí hay un solo dirigente en la Argentina, del PJ, que tiene más carácter que Néstor Kirchner: la esposa de Kirchner", en alusión a la senadora Cristina Fernández, dijo Duhalde cuando le preguntaron qué opinaba acerca de quienes llaman al candidato su títere.

En declaraciones a las radios Continental y Mitre, negó que vaya a retener el poder después de entregar la presidencia. "Yo hace 30 años que estoy en cargos de gobierno. Dos veces fui intendente de Lomas (de Zamora) y cuando me fui quedaron mis amigos, y jamás les pedí nada. Lo mismo cuando propuse a Ruckauf y Solá para la provincia. Jamás les pedí un puesto. Eso tiene que ver con la vieja política, que el que se va quiere quedarse con algo de poder institucional, lo que me parece un disparate y no tiene nada que ver con lo republicano", dijo.

Duhalde minimizó un eventual acuerdo entre Carlos Menem y Adolfo Rodríguez Saá con vistas al ballottage del 18 del actual: "No creo, sinceramente, que acuerdos de cúpula hoy puedan funcionar como en otras épocas. La intención de la gente que votó un candidato no se puede pasar a otro candidato por decisión del primero", dijo.

Y agregó: "La impresión que tengo es que la gente es dueña de un arma, que es el voto. Lo pone un día en un dirigente, otro día en otro. Pero no creo, sinceramente, que acuerdos de cúpula hoy puedan funcionar como en otras épocas".

Respecto de un debate previo al ballottage entre el gobernador de Santa Cruz y el ex presidente, Duhalde dijo que ese tipo de confrontación debería estar en el código electoral.

"No ha habido debate en la Argentina. Siempre por una cosa u otra no lo ha habido. Habría que establecerlo en el código electoral. En otras partes del mundo sucede así, si no, por una cosa u otra ese debate no se da", dijo.

Duhalde culpó a la "bronca acumulada" por la no realización del debate. "Hay mucha bronca acumulada y me parece que es el motivo esencial por el cual este debate no se realiza. La postura de enfrentamiento de Kirchner con el doctor Menem viene de años", dijo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.