La mira en 2007: nuevo contrapunto. Kirchner y Lavagna siguen criticándose