Kirchner y Lula definirán una política común con el FMI

Luego de una reunión entre ambos mandatarios, se acordó trabajar conjuntamente frente a los organismos multilaterales de crédito
(0)
27 de febrero de 2004  • 20:49

CARACAS.- La Argentina acordó con Brasil trabajar juntos "para definir estrategias frente a los organismos multilaterales de crédito", reveló hoy el canciller Rafael Bielsa, durante una conferencia de prensa en la capital venezolana en el marco de la Cumbre del Grupo de los 15.

Para ello, los presidentes de la Argentina y Brasil, Néstor Kirchner y Luis Inacio Lula da Silva, respectivamente, acordaron una reunión en San Pablo el 10 de marzo próximo en la que participarán los mandatarios y los ministros de Relaciones Exteriores y de Economía de ambos países.

"Es un episodio que desde un punto de vista es histórico, pues hemos acordado la necesidad de trabajar con Brasil, sobre abordajes comunes para definir estrategias frente a los organismos multilaterales de crédito", indicó Bielsa.

Abundó en que "no sé si hay otra experiencia, pero seguramente es la primera vez en nuestra historia" (que se acuerdan políticas comunes frente a los organismos multilaterales) y explicó que "implica un grado de generosidad, de osadía y un grado de imaginación y de compromiso con los intereses de los que sufren".

Para el canciller, la decisión "marca un paso de calidad distintivo en las relaciones bilaterales entre Argentina y Brasil".

La agenda de la Primera Dama

Por su parte, la senadora Cristina Fernández de Kirchner se entrevistó con los directivos del Centro Carter, la organización encargada de verificar las firmas que juntaron los opositores a Chávez para reclamar un plebiscito sobre la gestión del mandatario venezolano.

Este clima conflictivo se reflejó en toda la cumbre, pero al margen de esto el documento del G-15 resalta las repercusiones negativas de los esfuerzos desplegados por las economías en desarrollo para lograr un crecimiento económico sostenido.

También se pronuncia por "la consolidación de un sistema multilateral de comercio justo, equilibrado, predecible y transparente que conduzca hacia el reclamado crecimiento sostenido", para lo cual demanda el compromiso de los países más industrializados.

El documento también insistirá en que la reunión de la Organización Mundial del Comercio en Cancún "no cumplió las expectativas" de los miembros del grupo ni de los que están en situación de desarrollo.

Por tal motivo, se proclama la necesidad de avanzar hacia "un sistema global de preferencias arancelarias" de los países en desarrollo para equilibrar los lazos entre el norte y el sur, uno de los ejes por los cuales fue creado el Grupo a fines de los 80.

Tal situación demanda a criterio de los miembros del G-15 un "abordaje de la comunidad internacional" de las necesidades específicas de los países menos adelantados.

Previo al inicio de la cumbre el presidente Kirchner compartió un desayuno de trabajo con el presidente anfitrión, Hugo Chávez, y con el de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, con quienes trató "cuestiones estratégicas de América", según declaró el mandatario argentino a la prensa.

Kirchner y Lula volvieron a mantener un encuentro tras la ceremonia de apertura de la cumbre, en el Hotel Hilton, donde acordaron "el abordaje común para definir estrategias ante los organismos internacionales de crédito".

Fuente: Télam

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.