El escenario. Kirchner ya se puso al frente de la campaña