La AFIP dio explicaciones a la Justicia

Admitió que no cobró intereses a Ciccone, pero dijo que abrió un proceso para incluirlos
Hugo Alconada Mon
(0)
29 de marzo de 2012  

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) admitió ayer ante la Justicia que la moratoria excepcionalísima que otorgó a la nueva Ciccone Calcográfica, ya bajo la presidencia de Alejandro Vandenbroele, no incluyó los intereses acumulados por los impuestos impagos o evadidos durante años, tal como informó LA NACION en su edición de ayer.

La AFIP evitó precisar, sin embargo, el monto multimillonario que quedó fuera de la moratoria, aunque fuentes del organismo al tanto de la operatoria indicaron que ese faltante podría rondar entre los 20 y 30 millones de pesos.

El organismo que lidera Ricardo Echegaray informó, asimismo, que inició un proceso "rectificativo" para incluir esos intereses, tal como reveló LA NACION ayer. Indicó que lo hizo luego de que la ex Ciccone, rebautizada ya Compañía Sudamericana de Valores SA (CVS), le informó sobre esa supuesta omisión, que en la práctica había implicado una importante quita sobre su deuda tributaria total.

En su presentación ante el juez federal Daniel Rafecas y el fiscal Carlos Rívolo, quienes investigan la presunta actuación irregular como ministro de Economía del actual vicepresidente Amado Boudou, la AFIP aportó además una fecha sugestiva. Informó que ese proceso "rectificativo" se inició el 23 de febrero pasado, es decir, sólo 17 días después de que estallara el escándalo por el "caso Ciccone".

En los tribunales de Comodoro Py, el subdirector general de Coordinación Técnica Institucional del organismo, Guillermo Michel, se encargó además de dejar en claro que la AFIP no aplicó una quita de impuestos, ya que está prohibida por la ley, tal como indicó LA NACION.

Ese mismo límite fue el que trazó el vocero de Echegaray, Pedro López, cuando confirmó el tenor de la presentación judicial de la AFIP. "Actuamos de acuerdo con la ley y nos presentamos ante la Justicia como corresponde", afirmó. "No hubo ningún tipo de quita por parte de la AFIP y eso debe quedar claro. Actuamos siempre dentro de la legalidad", indicó.

Ante los investigadores, en tanto, la AFIP evitó abordar el proceso que precedió a la aprobación de esa moratoria.

En particular, los dictámenes previos favorables a concederle una quita sobre el capital, los intereses o la multa, tal como requirió la nueva Ciccone a mediados de octubre de 2010, por parte de la Asesoría Legal y la Jefatura de Gabinete de Asesores del organismo tributario.

El primer dictamen, firmado por la Dirección de Asesoría Legal e Impositiva, figura a fojas 34 a 41 del expediente administrativo 1-257899-2010. Su tercer punto levantó resistencia dentro de la AFIP: "Los intereses y multas que estuviesen incluidos en juicios universales [por los concursos y quiebras, entre otros] presentan el carácter de deuda quirografaria, por lo cual no habría obstáculo para conceder quitas respecto de tales conceptos".

En la foja siguiente, la 42, la Subdirección General de Asuntos Jurídicos prestó su conformidad a ese dictamen de la Asesoría Legal. Y luego el jefe de Gabinete de Asesores de Echegaray, Rafael Resnick Brenner, dio otro paso en esa línea con su propio dictamen, del 18 de noviembre de 2010, cuya copia obtuvo LA NACION.

"Resulta razonable en función de las competencias de esa instancia el otorgamiento del plan en las condiciones solicitadas por el contribuyente", argumentó Resnick Brenner, por entonces el abogado de máxima confianza de Echegaray, basado en cuestiones de "mérito, oportunidad y conveniencia".

El monto global en discusión incluyó varios rubros. De acuerdo con los cálculos de la propia AFIP incorporados al expediente administrativo, abarcó más de $ 59 millones por la determinación fiscal de la evasión, mientras que otros $ 27,7 millones correspondieron a "incidentes".

Ante la Justicia, sin embargo, la AFIP insistió ayer en que en la moratoria otorgada a la nueva Ciccone no se aplicó una quita en los intereses. Por el contrario, explicó que no se incluyeron por algún tipo de error u omisión y que tras una presentación espontánea de la empresa que preside Vandenbroele el organismo tributario inició la "rectificativa" para, a partir de ese momento, sumar ese importe a las cuotas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.