La Alianza del Pacífico aceptó a la Argentina como país observador

Aceptó un pedido de Macri, que busca un acercamiento con ese bloque; viaje a la cumbre de Chile
Martín Dinatale
(0)
10 de junio de 2016  

Fue mucho más que un formalismo de la diplomacia. La decisión de la Alianza del Pacífico de aprobar anteanoche en México la solicitud de la Argentina de integrarse a ese bloque como país "observador" fue todo un gesto político: con ello se empezarán a abrir las puertas del Mercosur a un espacio que, hasta hace unos años, era resistido por el eje bolivariano, con el kirchnerismo y el chavismo a la cabeza, por diferencias ideológicas.

Mauricio Macri cristalizará este acercamiento con la Alianza del Pacífico el 1° de julio, cuando viaje a Puerto Varas para sumarse a la cumbre de presidentes de ese bloque, que integran México, Chile, Perú y Colombia. Ayer, tras la XV reunión del consejo de ministros de la Alianza del Pacífico, el canciller chileno, Heraldo Muñoz, dijo la cumbre que se hará en Chile "tendrá una presencia inédita de al menos dos presidentes" que no pertenecen al bloque: el presidente argentino y su par de Costa Rica, Luis Guillermo Solís.

El gesto de la Alianza del Pacífico a la Argentina confirma, como lo adelantó la semana pasada LA NACION, un giro copernicano en las relaciones exteriores que encara el Palacio San Martín, ya que durante los mandatos de los Kirchner se vetó cualquier intento de acercamiento con ese bloque por entender que estaba alineado con Estados Unidos. Además, la decisión de la Alianza del Pacífico de aceptar a la Argentina como "observador" llega en un momento en que Brasil está en crisis. No es un dato menor, ya que los gobiernos de Lula da Silva y Dilma Rousseff siempre se opusieron a un acercamiento con la Alianza del Pacífico, porque entreveían en México un competidor severo desde lo económico.

Si bien en la Alianza del Pacífico hay más de 40 países en calidad de "observadores" y, en el Mercosur, Paraguay y Uruguay ya tienen esa categoría, la incorporación de la Argentina es leída como un cambio de vientos en la región y abre la posibilidad de una agilización futura del comercio con Asia, principalmente con China como socio estratégico.

El canciller de Chile graficó la decisión de otorgarle a la Argentina ese estatus en la Alianza del Pacífico con una explicación muy simple : "Macri ha sido invitado porque la Argentina tiene un especial interés en acercarse a la Alianza del Pacífico y, de hecho, presentó la solicitud de ser miembro observador", dijo Muñoz.

Allegados a la canciller Susana Malcorra expresaron ayer a LA NACION que "no hay que sobredimensionar ni minimizar el hecho de ser observadores de la Alianza del Pacífico, ya que no cambiará para nada la esencia del Mercosur". Así, la canciller buscó llevar tranquilidad al bloque regional que la Argentina comparte con Venezuela, Brasil, Paraguay y Uruguay.

El gesto de Macri desató cierto malestar en las filas de Nicolás Maduro y Dilma Rousseff. Pero no habrá en lo inmediato un cambio económico de la Argentina con la Alianza del Pacífico, aunque no se descarta que en un futuro inmediato se puedan establecer acuerdos comerciales con ese bloque. Malcorra se preocupó de aclarar en los últimos días que "nada que se vaya a hacer con la Alianza del Pacífico se hará sin el Mercosur". Así, por ahora, el gesto de Macri es una demostración de liderazgo regional y una fuerte señal política.

"Para la Argentina este paso marca un nuevo perfil: mayor autonomía relativa frente al Mercosur -sin abandonar el bloque como principal alianza estratégica-, acercamiento a un bloque promotor del libre comercio internacional y el reconocimiento de que en el Pacífico está el gran motor económico transnacional", dijo a LA NACION Marcelo Elizondo, director de la consultora DNI.

Hay que tener en cuenta que la Alianza del Pacífico suma 215 millones de habitantes y casi el 40% del PBI de América latina, y los acuerdos comerciales les permiten llegar sin pago de aranceles a entre 1500 millones y 4500 millones de habitantes, según datos que maneja Elizondo. La participación de las exportaciones de la Alianza del Pacífico en su PBI casi duplica la de nuestro país y es el ámbito de origen de la mayoría de las inversiones extraterritoriales de empresas latinoamericanas.

Para empezar a darle fuerza a este acercamiento, por ahora sólo político, Macri viajará los próximos 15 y 16 a Colombia, donde se reunirá con uno de los actores centrales de la Alianza del Pacífico: el presidente Juan Manuel Santos. Será una visita de Estado y, a la vez, Macri participará en Medellín del foro económico latinoamericano.

Reunión con Venezuela

  • El Palacio San Martín confirmó ayer que la canciller Susana Malcorra viajó con su par venezolana Delcy Rodríguez en un avión estatal de Pdvsa de Nueva York a Caracas y, luego, a Ecuador. "Fue una reunión cordial y ajena al protocolo", dijo un allegado a Malcorra. La reunión se dio luego de que la Argentina promovió en la OEA el diálogo en Venezuela, en detrimento de una postura dura de imponer la Carta Democrática al gobierno de Maduro.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.