La Alianza negocia en secreto