La apuesta de Duhalde en la Capital