La Argentina, el primer ejemplo en la región