La Argentina enviará 600 efectivos militares a Afganistán

Daniel Gallo
Daniel Gallo LA NACION
La Cancillería concretó ayer la oferta en Londres, donde se organiza la coalición Esta semana se recibió el pedido de la ONU También se enviará el hospital reubicable de la Fuerza Aérea Las tropas argentinas estarán entre las primeras en llegar a Kabul
(0)
15 de diciembre de 2001  

La Argentina enviará un batallón de infantería, reforzado con elementos mecanizados, y el hospital reubicable de la Fuerza Aérea a Afganistán, como parte de la fuerza multinacional que sostendrá la seguridad del nuevo gobierno en Kabul.

Esta participación argentina había sido anticipada por LA NACION el 22 de noviembre último. Ayer fue confirmada oficialmente por la Cancillería.

El momento elegido para hacer pública la decisión tuvo que ver con las instancias en las que se encuentra la conformación de la fuerza multinacional, que contará con un mandato del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Ayer se reunieron en Londres los representantes de los países que tomarán parte de la misión. La Argentina estuvo presente.

El embajador argentino en Gran Bretaña, Vicente Berasategui, y los agregados militares presentaron allí la propuesta nacional para contribuir con el esfuerzo de la comunidad internacional en Afganistán.

Gran Bretaña estará al mando de esa coalición y la Argentina es hasta el momento el único país latinoamericano que participará en la misión.

El 22 del actual está previsto que se haga cargo del gobierno afgano el presidente interino, Hamid Karzai. Para esa fecha debería estar desplegada en la zona la primera parte de la fuerza internacional, ya que el acuerdo alcanzado en Alemania por las facciones que combatieron a los talibanes reclama la desmilitarización de Kabul antes de la asunción de las autoridades.

El envío del contingente argentino no tiene fecha precisa aún, pero fuentes de la Cancillería comentaron a LA NACION que las tropas nacionales serán las primeras en llegar a Kabul.

El hospital reubicable está listo para ser trasladado (ver infografía). Solamente se espera resolver logísticamente la forma en la que llegará a la zona. La Argentina necesitará de ayuda internacional para el envío, pues los doce viajes de Hércules que demandaría despacharlo con medios propios queda fuera del alcance del presupuesto operativo de las Fuerzas Armadas.

Un brigadier dijo a LA NACION anteayer, durante el cóctel de los militares con la prensa en la fragata Libertad, que "era inminente" el despliegue de ese hospital, que cuenta con una dotación de cuarenta médicos. No trascendió qué unidad se hará cargo de la seguridad del campamento médico argentino. En Kosovo fue custodiado por cincuenta efectivos de la Infantería de Marina y se estima que ocurrirá lo mismo en esta ocasión.

Pedido formal

A comienzos de esta semana, la Cancillería recibió el pedido formal de las Naciones Unidas para que la Argentina se integrase a esta misión.

No resulta rara la invitación a nuestro país si se toma en cuenta que el enviado especial de la ONU para Afganistán, Lakhdar Brahimi, mantuvo una reunión con el canciller Adalberto Rodríguez Giavarini en Buenos Aires, diez días antes de los atentados en Nueva York y Washington. En esa reunión, Brahimi pidió a la Argentina que aumentase su participación en las misiones de paz, según dijo en ese momento el funcionario de la ONU a LA NACION.

El pedido de las Naciones Unidas fue general, sin precisar requerimientos concretos. El ministro de Defensa, Horacio Jaunarena, definió con el canciller la forma en que participaría la Argentina.

El miércoles último, el presidente De la Rúa informó a los mandos militares, en una cena protocolar en la quinta de Olivos, que se estudiaba la cantidad de efectivos que se ofrecería. Ayer se llevó a Londres la propuesta concreta y fue aceptada.

La urgencia por desplegar una fuerza de contención internacional en Kabul llevó a las Naciones Unidas a aceptar la opción de una coalición con aval del organismo internacional, pero sin que fuese conformada directamente por la ONU. El Consejo de Seguridad se apresta a dar el mandato para esa fuerza.

Los jefes militares argentinos estaban convencidos de la necesidad estratégica de participar en la coalición. Las sucesivas entrevistas que publicó LA NACION con los titulares de las fuerzas mostraron esa predisposición.

Las principales autoridades del Ministerio de Defensa afirmaron que el envío de estas tropas no necesita de la aprobación del Congreso, por tratarse de una misión de mantenimiento de la paz. Empero, en el Parlamento existen opiniones encontradas al respecto (ver página 10).

Reunión con Powell

  • El canciller Adalberto Rodríguez Giavarini confirmó ayer en un encuentro con corresponsales extranjeros que la Argentina ofreció desplegar en Afganistán "un hospital de campaña y un batallón de infantería" como parte de una fuerza internacional bajo mandato de la ONU. Rodríguez Giavarini viajará mañana a los EE.UU., donde se reunirá con la asesora de seguridad nacional, Condoleezza Rice, y con el secretario de Estado, Colin Powell, a quien entregará una carta del presidente Fernando de la Rúa dirigida a George W. Bush. La participación argentina en Kabul será uno de los temas de la agenda.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.