La ausencia matutina en ADEPA alentó los primeros rumores

Menem avisó un rato antes que no iría
Jorge Rouillon
(0)
14 de mayo de 2003  

Como un presagio de lo que se sabría horas después, Carlos Menem dejó esperando a quienes pensaban escucharlo ayer, a las 11.30, en la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA).

Al igual que en otras elecciones, la entidad había invitado a los candidatos a exponer sus políticas sobre la libertad de prensa y los medios de comunicación. Menem debía exponer ayer y Kirchner hoy (de lo que se informa por separado).

No hay precedente de que algún candidato haya dejado de concurrir a un acto de ADEPA avisando apenas un rato antes.

Idas y venidas, contradicciones, precedieron al anuncio formal de que el ex presidente no se haría presente en el auditorio de la Prensa Argentina, en Chacabuco 314. Al enterarse de que Menem no concurriría, los camarógrafos de varios canales dejaron el lugar y fueron a la puerta del hotel Presidente, donde se aloja. Sorpresa y disgusto, caras serias predominaban entre editores y periodistas que habían mostrado interés por la convocatoria.

A las 11.30, con un salón apenas lleno a medias, el titular de ADEPA, Lauro Laíño, expresó: "Les agradezco a todos la presencia, sin dejar de lamentar la ausencia". Dijo que el candidato había incumplido un compromiso. "Si este incumplimiento significa el prólogo del desistimiento, no lo sabemos. Sería tal vez aventurado afirmarlo -deslizó-, aunque es posible conjeturarlo."

Laíño aclaró que la visita estaba confirmada desde el viernes a la noche, había sido reconfirmada el sábado por la tarde y públicamente anunciada en todos los medios. "De modo que no tiene asidero -dijo- la noticia que me llega desde el hotel Presidente en el sentido de que fuentes cercanas al ex presidente señalaron que la reunión no estaba agendada."

Esa versión fue dada por allegados a Menem a la agencia DYN, que la transmitió a las 10.59. Pero otros colaboradores de Menem transmitieron otras versiones sobre la razón de su ausencia, lo cual transparentó el caos que imperaba alrededor del ex presidente.

Teléfono descompuesto

Laíño comentó que había llamado reiteradas veces al hotel Presidente, sin poder comunicarse con alguien cercano a Menem. "Me atendió un empleado que me dijo que ni Azcárate (Jorge, vocero de prensa), ni Eduardo Menem, ni Juan Carlos Romero podrían atenderme."

El gerente de ADEPA, Gabriel Matijas, llamó hacia las 10.10 a Carlos Lucido, del equipo de prensa del candidato, por protocolo, para ver con quiénes iba a acudir acompañado el ex presidente. Lucido le dijo que debía hablar con Azcárate. Después de un momento, Azcárate llamó y le dijo que Menem no iba a concurrir, que ya le habían avisado a la entidad periodística (lo cual no había ocurrido).

Luego, Lucido comentó que Menem estaba en una reunión de gabinete, una reunión privada en la que estaban tomando una decisión importante. Nada se arguyó allí de que el encuentro no hubiera estado agendado.

"Es sintomático", comentó extrañado por la ausencia Mario Pernigotti, periodista del diario El Territorio, de Posadas. "No es el Menem racional y emotivo de sus primeras épocas -discurrió Néstor Oscar Linari, representante de diarios del interior-; en vez de madurar, empezó a actuar con una agresividad que antes no tenía. Le debe de haber pasado como a Sansón, que al perder el pelo perdió la fuerza."

Laíño despidió a todos diciendo que tal vez esta ausencia significara "para nuestra curiosidad periodística el principio de una primicia". "Si así fuera -dijo-, congratulaciones para todos. Si no, sólo nos queda lamentar la silla vacía como signo de incumplimiento."

Postergación

  • El candidato presidencial del Frente para la Victoria, Néstor Kirchner, comunicó ayer por la tarde que postergaba su visita de hoy a ADEPA para la semana próxima a raíz de los acontecimientos que se vivían. "Kirchner anunció que no podrá exponer en ADEPA por tener que atender asuntos de suma urgencia, por razones de público conocimiento", según informó la entidad.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.