La Cámara baja endurece las penas en casos de secuestro

Además, creó la figura del arrepentido y un programa nacional de testigos
(0)
28 de mayo de 2003  • 23:30

La Cámara de Diputados aprobó hoy el proyecto que agrava las penas para los secuestros extorsivos y reduce las condenas para los cómplices que permiten conocer el lugar, donde se encuentran las víctimas.

La semana próxima los diputados continuarán con otras dos partes de la reforma: la creación de un fondo de recompensa para quien no participó del delito y colabora con su resolución, y un programa nacional de protección de testigos.

El proyecto aprobado hoy en la cámara baja incluye las siguientes modificaciones:

Permite decomisar por la Justicia los muebles e inmuebles donde se mantuvo a la persona secuestrada. Los recursos que surjan de su venta financiarán un programa de asistencia a la víctima.

Reduce las penas de quienes proporcionen información que permita conocer el lugar donde se encuentra la víctima o la identidad de otros delincuentes. El beneficio incluye una salvedad: sólo favorece a quienes tengan una responsabilidad penal inferior a los cómplices denunciados.

Agrava las penas cuando la víctima es una mujer embarazada, un menor de 18 años o un mayor de 70, un familiar, si sufre lesiones graves, si es un discapacitado, enfermo o inválido, si es empleado público o integra las fuerzas de seguridad o los servicios de inteligencia.

También incluye agravantes cuando en el delito participan tres o más personas.

Fija penas de un 15 a 25 años de prisión si la víctima muere "como consecuencia no querida por el autor" del delito.

Establece condenas de entre cinco a 15 años a quien secuestre, retenga u oculte a una persona para cobrar rescate. Asimismo, si el culpable logra cobrar un rescate el mínimo se eleva a ocho años de prisión.

Castiga con prisión o reclusión perpetua a los secuestradores que causan intencionalmente la muerte de la víctima.

Esto se logra a través de la modificación de los artículos 23, 41, 142 bis y 170 del Código Penal.

"La posibilidad de salvar la vida de la víctima es el objetivo principal de la reforma", argumentó la radical Margarita Stolbizer, quien presentó la propuesta.

El ministro de Justicia, Gustavo Beliz, impulsó personalmente las modificaciones en la Cámara de Diputados, al igual que hizo ayer en el Senado.

Los cambios al Código Penal forman parte de un conjunto de medidas surgidas de una comisión especial, presidida por León Arslanián, e integrada por legisladores, funcionarios y juristas.

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.