Suscriptor digital

La campaña porteña, al Congreso

El debate proselitista promete trasladarse a la Cámara de Diputados y al Senado
Martín Dinatale
(0)
20 de marzo de 2000  

A un mes y medio de las elecciones que definirán el nombre del nuevo jefe de gobierno porteño, comenzaron a observarse varios indicadores políticos que señalan al Congreso nacional como un escenario propicio para el desarrollo de la campaña electoral de candidatos y partidos en pugna.

Tanto desde el oficialismo como de la oposición parlamentaria se agitaron durante los últimos días aires electorales que amenazan con potenciar la carrera proselitista porteña en el futuro inmediato de la Cámara de Diputados y del Senado.

Pedidos de interpelación a ministros del gobierno nacional, citaciones a otros funcionarios en diversas comisiones legislativas y la presentación o el debate de controvertidos proyectos de ley son algunas de las facetas con las que se colará la campaña porteña en el Congreso.

La carrera proselitista de cavallistas, aliancistas y peronistas se instaló la semana última en la Cámara baja cuando el oficialismo no logró reunir el quórum necesario para iniciar el debate en el recinto de la ley de emergencia económica. Los aliancistas recibieron un desplante de una docena de radicales y frepasistas, del bloque de diputados del PJ y de la bancada de Acción por la República, que lidera Domingo Cavallo.

"Nadie duda de que el peronismo y los cavallistas empezaron a hacer campaña por la ciudad de Buenos Aires en el Congreso. Ellos habían jurado que jamás nos quitarían el apoyo para dar quórum y ya comenzaron a romper con la palabra empeñada", afirmó ante La Nación el titular de la Cámara de Diputados, Rafael Pascual (UCR-Capital).

No obstante, el despliegue proselitista en el Parlamento parecería provenir no sólo del lado de la oposición. Hay varios diputados aliancistas que esperan el debate de la ley de emergencia económica para enrostrar a sus pares del PJla "difícil herencia" que les dejó el ex presidente Carlos Menem en el sector público.

Temas para el debate

En el listado de temas tendientes a instalar un clima de campaña en el Congreso figuran las siguientes alternativas por sucederse:

  • Interpelación a Graciela Fernández Meijide y a Cecilia Felgueras. Los senadores peronistas pidieron interpelar a la ministra de Desarrollo Social y a la interventora en el PAMI y candidata a vicejefa del gobierno porteño por la Alianza, a fin de que estas funcionarias expliquen las presuntas irregularidades que se habrían encontrado en contratos realizados por la obra social de los jubilados.
  • Convocatoria a la Oficina Anticorrupción. Los diputados José Manuel Corchuelo Blasco (PJ-Chubut) y Fernanda Ferrero (Acción por la República-Capital), de la Comisión de Salud, propondrán pasado mañana la citación de los miembros de la Oficina Anticorrupción que encabeza José Mazzoni. Los legisladores del PJ y del cavallismo quieren que los miembros de ese organismo dependiente del Gobierno informen a la Comisión de Salud si se encuentran investigando denuncias de irregularidades en la confección de contratos del PAMI a cargo de Felgueras.
  • Leyes de seguridad. Los diputados peronistas Miguel Angel Toma (Capital) y Dámaso Larraburu (Buenos Aires) intentarán promover en la Comisión de Seguridad Interior el debate por un proyecto de ley que busca darle mayores facultades a la policía. Esta iniciativa generó un fuerte debate en el gabinete nacional. Finalmente terció el propio jefe del Estado que descartó la idea de otorgarles abiertamente mayor poder a los uniformados.
  • Proyectos del oficialismo. La campaña porteña podría colarse a la vez por medio del debate de los proyectos de ley de emergencia económica y antievasión que se propone imponer la Alianza en el Congreso. En la discusión en el recinto de la ley de emergencia los legisladores oficialistas pretenden exponer una dura radiografía de la crisis económica que supuestamente heredaron de Menem.
  • Otros años, la campaña proselitista también se coló en el escenario del Congreso por medio de pedidos de desafuero emitidos por la Justicia hacia algún legislador. Por el momento, esto no ha sucedido.

    Represalia

    A raíz de la sesión frustrada del jueves último, el diputado Simón Hernández (UCR-Catamarca) presentó una carta al titular de la Cámara baja, Rafael Pascual, para que cumpla con el reglamento legislativo que indica que a los diputados que no se presentan a sesionar se les descuenta parte de la dieta. Esa medida alcanzaría a los aliancistas, cavallistas y peronistas ausentes.

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?