La Casa Rosada evalúa investigar a los jueces para "democratizar"

El viceministro de Justicia exigió "saber quiénes son y qué piensan" los magistrados; no dio más detalles del proyecto
Mariana Verón
(0)
27 de febrero de 2013  

El oficialismo comenzó a dar señales de la prometida democratización de la Justicia que propuso la presidenta Cristina Kirchner.

En medio de la incertidumbre sobre los proyectos que, según dijo la propia jefa del Estado, tenía "en mente" para elevar al Congreso, ayer el viceministro de Justicia, Julián Álvarez, delineó el objetivo oficial.

Según el funcionario, segundo en jerarquía detrás del ministro Julio Alak, la denominada democratización judicial significa "saber quiénes son los jueces y qué piensan". Así lo manifestó a la agencia de noticias estatal Télam.

"Democratizar el Poder Judicial significa primero visibilizarlo y saber quiénes son nuestros jueces, qué antecedentes tienen, qué piensan. No pensemos que los jueces son personas aisladas de la sociedad", planteó Álvarez.

"Los jueces nacieron en un barrio, tienen una educación, tienen pensamiento, ideología e ideas políticas que aplican en sus sentencias", apuntó el funcionario, integrante del círculo más cercano a la Presidenta dentro de la agrupación La Cámpora.

Según Álvarez, el Gobierno está "dando una batalla muy fuerte en uno de los tres poderes del Estado" para "democratizar la Justicia". Aunque no dio detalles del futuro proyecto presidencial, es la primera vez que un funcionario nacional da un significado de lo que busca la Casa Rosada con la idea de la democratización judicial.

"Tenemos muy democratizado el Poder Legislativo, porque por decisión popular se elige a nuestros legisladores. Y tenemos muy democratizado nuestro Poder Ejecutivo, porque aparte de ser elegido por el voto popular, hay una política de inclusión fenomenal, con un abanico de derechos enorme desde 2003 en adelante", planteó Álvarez. Tomó dos casos en los que, por mandato constitucional, ambos poderes son elegidos por voto popular.

El funcionario también sumó sus sospechas sobre los magistrados, en línea con las declaraciones que hizo anteayer la procuradora Alejandra Gils Carbó, jefa de todos los fiscales del país, que planteó en una entrevista con la nacion que parte de la Justicia era "oscurantista y de lobbies aceitados".

"Oscuros"

"Hay jueces que resuelven cosas trascendentales para todos los argentinos desde ámbitos palaciegos y oscuros", apuntó Julián Álvarez, siempre en declaraciones a Télam, sin dar nombres de magistrados.

El funcionario señaló como parte del proceso de democratización los juicios por delitos de lesa humanidad contra los responsables de la dictadura militar. "Durante más de veinte años los militares no habían sido juzgados, entonces en ese punto el sistema no estaba democratizado", agregó.

A él se sumó el diputado del Frente para la Victoria Carlos Kunkel. "Los ciudadanos tenemos el derecho de saber la ideología de quienes cumplen la función pública", reclamó, y apuntó que a algunos jueces les da "vergüenza revelar su formación jurídica o filosófica".

El legislador, una de las principales espadas del Gobierno en el Congreso, agregó que "el acceso a la información de todos los ciudadanos es, en cualquier tema, una cuestión altamente positiva" y agregó: "Conocer cómo piensan los funcionarios [judiciales] no veo en qué perjudicaría".

El debate sobre la ideología de los jueces cobró fuerza en las últimas horas dentro del kirchnerismo, en medio de la expectativa ante la posibilidad de que la Presidenta presente algún tipo de iniciativa en ese sentido el viernes próximo, en el discurso del 1° de marzo ante la asamblea legislativa con motivo de la apertura de las sesiones ordinarias.

En los últimos tiempos Cristina Kirchner habló dos veces de su intención de avanzar con la "democratización" de la Justicia y planteó que debería modificarse la selección y el método de juicio a los magistrados.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.