La CGT prometió "diálogo y consenso"

Daer se reunió con el ministro Tomada
(0)
30 de mayo de 2003  

La relación con la Confederación General del Trabajo (CGT) no será -al menos en principio- un frente de tormenta para el gobierno que encabeza el presidente Néstor Kirchner. El secretario general de la CGT dialoguista, Rodolfo Daer, se reunió ayer con el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Carlos Tomada, y le anticipó que su organización priorizará "el diálogo social y la construcción del consenso" con la nueva administración.

Durante el encuentro -que duró aproximadamente una hora-, Tomada y los principales dirigentes de la central sindical acordaron una agenda común "que contempla la recuperación de la capacidad de los salarios, la lucha contra la precarización del empleo y la continuación del debate sobre un proyecto de reforma previsional", según informó Daer al término de la reunión.

"Hemos venido a saludar al doctor Tomada por su designación al frente del Ministerio de Trabajo, que es el resultado de toda una trayectoria en el área", dijo Daer.

Fuentes del ministerio también calificaron la reunión como "satisfactoria".

Del encuentro participaron también los sindicalistas Carlos West Ocampo (trabajadores de la sanidad), Armando Cavalieri (empleados de comercio), Gerardo Martínez (obreros de la construcción), José Pedraza (Unión Ferroviaria), Omar Maturano (La Fraternidad) y Amadeo Genta (municipales), entre otros dirigentes gremiales.

Pedido sin plazos

Como parte del primero de los puntos de la agenda -la recuperación del poder de compra de los salarios-, en el encuentro se mencionó la posibilidad de integrar al sueldo el suplemento alimentario no remunerativo de 200 pesos otorgado por el gobierno de Eduardo Duhalde.

"Hay que incorporarlo cuanto antes al salario, como una forma de combatir el trabajo en negro", reclamó Cavalieri.

Sin embargo, Daer aclaró que "no hay plazos" para este pedido y reiteró que su intención es lograrlo mediante el consenso. De hecho, repitió esa fórmula en varias ocasiones durante la conferencia de prensa realizada en la sede del ministerio, en la avenida Leandro N. Alem 650.

Otros de los puntos de la agenda en los que coincidieron ambas partes fue la necesidad de una fuerte presencia del Estado para evitar la precarización del empleo y la reforma previsional para "garantizar las jubilaciones para todos los argentinos", según definió Daer.

La idea es continuar el debate iniciado con la antecesora de Tomada, Graciela Camaño, con el fin de generar un proyecto de reforma previsional para enviarlo al Congreso.

Los sindicalistas aprovecharon para expresar su satisfacción por el fallo de la Cámara de Seguridad Social que dispuso la restitución en efectivo -y no en bonos- del 13 por ciento de los descuentos que sufrieron jubilados y pensionados entre julio de 2001 y diciembre de 2002.

Los representantes de los trabajadores también elogiaron la continuidad del ministro de Economía, Roberto Lavagna.

La reunión había sido solicitada por la cúpula de la CGT con el objetivo de saludar al flamante titular de la cartera laboral antes del viaje de Daer a Ginebra, Suiza, el viernes próximo, donde participará de la asamblea anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El de ayer fue el segundo encuentro de la CGT con un integrante del gabinete nacional. Los líderes sindicales se habían reunido anteayer con el ministro de Planificación, Julio de Vido, a quien reclamaron "la urgente necesidad de generar puestos de trabajo mediante la realización de obras públicas", señaló Daer.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.