La ciudad amaneció cubierta de afiches