La Coalición Cívica radicó una denuncia por robo de boletas

El diputado Pérez acusa al Gobierno
(0)
31 de octubre de 2007  

Sobre la base de "cientos de quejas de electores", la Coalición Cívica presentó ayer una denuncia por el robo de boletas, que definió como "sistemática y organizada", en distintos puntos del conurbano.

El diputado Adrián Pérez, que firmó la denuncia, acusó al kirchnerismo. Dijo a LA NACION: "Queremos que la Justicia investigue. Sabemos que fue el oficialismo el que diseñó esta maniobra. No lo podemos dejar pasar". Pérez alegó que basaba su acusación en una observación simple: "Las únicas boletas que no faltaban eran las del oficialismo".

El presunto fraude tuvo su centro en La Matanza, de acuerdo con el relevamiento que hizo la Coalición Cívica. En este municipio, el más poblado de la provincia de Buenos Aires, el frente que lideró Elisa Carrió relevó denuncias por irregularidades en 18 escuelas diferentes.

"No queremos la nulidad de los comicios. El resultado ya está. Aceptamos la victoria del oficialismo, pero queremos que no vuelva a ocurrir", dijo Pérez.

La Coalición Cívica no sólo sostuvo que sus boletas desaparecían de los cuartos oscuros. Aseguró además que "a requerimiento de la reposición de las boletas faltantes, la respuesta de las autoridades de mesa y especialmente de los fiscales de otras agrupaciones era siempre la misma: «vote en blanco o vote por otro candidato»".

La denuncia se radicó en el juzgado federal de Manuel Humberto Blanco, en La Plata, donde se está investigando una treintena de presentaciones más por irregularidades en los comicios.

El escrito incluye un cuadro en el que se detallan los 41 casos reportados por los votantes, escuela por escuela, pero sostiene que hubo cientos de casos más que la Justicia debe investigar. Por eso, los denunciantes solicitan que se realice un "llamado al electorado" que haya sufrido este tipo de hechos "para que dé su testimonio".

La coalición Cívica pide además que se consulte a los medios de comunicación y a la Fundación Poder Ciudadano sobre las denuncias de ciudadanos recibidas por ellos.

Anoche, el juez Blanco dijo a LA NACION que la junta bonaerense analizará en las próximas horas todos los casos reportados. "Vamos a resolver todo como corresponde, en tiempo y forma", fue todo lo que adelantó el juez.

El Gobierno sostiene que las quejas de la oposición no tienen sustento. "No son denuncias, son manifestaciones políticas", dijo anteayer el director electoral, Alejandro Tullio, que en todo momento afirmó que "los partidos son los responsables por las boletas".

En Córdoba

En paralelo con la presentación ante la justicia bonaerense, la Coalición Cívica abrió otro frente en Córdoba, donde la agrupación que postulaba a Carrió resultó tercera.

La diputada nacional por el socialismo Laura Sesma presentó una denuncia ante el juez electoral de Córdoba en la que sostuvo que en esa provincia "cientos y probablemente miles de ciudadanos se vieron privados de ejercer en libertad su derecho a sufragar ante la inexistencia de la boleta electoral de su preferencia".

Sesma, que es la apoderada del socialismo en Córdoba, dijo a LA NACION: "La sustracción de boletas es una picardía que siempre sucede, pero en veinte años de experiencia nunca vi algo así. El robo fue organizado y sistemático".

"Yo lo vi -afirmó la diputada-. Los fiscales reponían las boletas y a los 15 minutos no había ninguna."

Según Sesma, si el resultado final hubiera dejado a la Coalición Cívica a un punto del ballottage, se habría generado una situación tan caótica como la que se vivió en Córdoba con las elecciones para gobernador de septiembre.

En todos las provincias hay abierta al menos una investigación por los presuntos robos de boletas, porque, en respuesta a una presentación conjunta de los principales partidos de la oposición, la Cámara Nacional Electoral pidió a cada una de las juntas electorales que investigaran posibles delitos en sus jurisdicciones.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.