La comunidad judía cuestionó al Gobierno al evocar el Holocausto

Jaime Rosemberg
(0)
28 de enero de 2015  

La conmemoración de la liberación del campo de concentración de Auschwitz, donde murieron más de un millón de judíos durante la Segunda Guerra Mundial a manos del nazismo, se convirtió este año en la muestra más palpable de la distancia que separa al Gobierno de las entidades judías, con la violenta muerte del fiscal Alberto Nisman y el Memorándum de Entendimiento de la Casa Rosada con Irán como motivos centrales del distanciamiento.

Ayer, y por primera vez desde 2006, las entidades centrales de la comunidad judía conmemoraron en la sede de la AMIA el Día Internacional del Holocausto. No concurrieron a la Cancillería, donde años tras año compartían palco y discursos con el ministro Héctor Timerman, hoy duramente cuestionado por la denuncia de Nisman. "Hoy por hoy, hay ámbitos vinculados a la Cancillería sospechados de connivencia con la causa AMIA y el memorándum firmado con Irán. Hasta que no den explicaciones, sería una falta de respeto ir", resumió a LA NACION el vicepresidente de la DAIA, Waldo Wolff.

En ese contexto de resquemores, y con el mensaje de la presidenta Cristina Kirchner del día anterior todavía fresco, la comunidad rindió homenaje a las víctimas de la Shoá (Holocausto) y dejó clara su posición sobre la muerte de Nisman y el acercamiento a Irán.

"No creemos en la buena voluntad de Irán ni de aquellos ciudadanos de ese país que están imputados por el asesinato de tantas personas; no hemos visto en ellos gestos de cooperación ni la intención de esclarecer lo ocurrido", afirmó el titular de la AMIA, Leonardo Jmelnitzky. Anteayer, la Presidenta defendió el memorándum y cuestionó a las entidades por plantear (con éxito) la inconstitucionalidad del acuerdo, de cuya firma se cumplieron ayer dos años.

"Cómo olvidar el 27 de enero de 2013, cuando se firmó el memorándum con quienes niegan el Holocausto. Hoy nos encontramos con que esa misma historia se sigue desarrollando con la muerte de Nisman", agregó Mario Comisarenco, tesorero de la DAIA y encargado de leer el texto consensuado con la dirigencia de la institución, ante unas 600 personas.

Preguntas

"Hoy tenemos muchas preguntas. ¿Por qué se firmó (el pacto)? ¿Cuáles eran los alcances de la denuncia de Nisman? ¿Por qué apareció muerto? ¿De quién es la responsabilidad? Hoy venimos a rendir honor a Nisman, quien fue víctima por investigar el atentado más horroroso de la historia argentina. Pedimos justicia", agregó Comisarenco. El acto, que tuvo presencia de diplomáticos de una decena de países, también fue organizado por agrupaciones de sobrevivientes, el Museo del Holocausto de Buenos Aires y el Centro Simon Wiesenthal, entre otros.

El Gobierno, en tanto, contraatacó por doble vía: el acto en la Cancillería, con la presencia de varios ministros del gabinete nacional y la embajadora de Israel, Dorit Shavit, y la reunión que la presidenta Cristina Kirchner tuvo en Olivos con el grupo 18-J, que reúne a familiares y allegados a las víctimas, y que es encabezado por Sergio Burstein. En ambos casos, concurrieron dirigentes judíos cercanos a las posturas del oficialismo, aun en el caso del memorándum con Irán y la crítica a la denuncia de Nisman contra la Presidenta, el canciller y dirigentes del kirchnerismo.

"El tiempo mostrará que no se puede mezclar algo tan grave históricamente como la Shoá con temas locales que hacen a lo político", criticó Jorge Elbaum, embajador argentino ante la Alianza Internacional para la Rememoración de la Shoá, en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias, antes del acto.

"El compromiso de la Presidenta es con la verdad, uno se va con una llamita de esperanza muy intensa", dijo Burstein al salir de la residencia de Olivos y en referencia tanto al atentado contra la AMIA como a la muerte de Nisman.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.