La Corte chilena debe decidir si Menem será extraditado

La cancillería argentina enviará el requerimiento de Urso la semana próxima
(0)
22 de abril de 2004  

Carlos Menem no podrá salir de Chile hasta que la Corte Suprema de ese país defina si admite o rechaza el pedido de extradición del juez federal Jorge Urso. En el caso de que el ex presidente intente marcharse de allí, será arrestado por Interpol.

La Cancillería argentina recibió ayer, pasadas las 17, el requerimiento firmado por Urso para tramitar en Chile la extradición del ex mandatario.

Voceros del Palacio San Martín afirmaron que el ministro Rafael Bielsa se ocupará personalmente del tema y que el pedido del magistrado ya fue girado a la Dirección de Asuntos Jurídicos (encargada de elaborar la resolución que se mandará al país trasandino).

Pero teniendo en cuenta la proximidad del fin de semana y el tiempo que demandan los requisitos burocráticos del documento, el pedido llegaría a Chile sólo el martes próximo, según estimaron esas mismas fuentes consultadas por LA NACION.

La embajada argentina en Santiago recibiría la solicitud la semana próxima por medio del correo diplomático, e inmediatamente entregaría la documentación a la Cancillería chilena, que debe ponerlo en manos del presidente de la Corte Suprema local.

Urso requirió anteayer la detención y extradición de Menem, pero los oficios quedaron trabados por casi 24 horas porque faltaba la certificación de la firma del magistrado, que fue reconocida ayer por el presidente de la Cámara Federal porteña, Martín Irurzun.

Justamente ante la sala II de la Cámara, la defensa de Menem deberá presentarse hoy para fundamentar la recusación planteada contra el juez federal Norberto Oyarbide, que investiga al ex presidente por el presunto ocultamiento de bienes al fisco y posibles maniobras de lavado de dinero.

Si los integrantes de la sala II -Irurzun, Horacio Cattani y Eduardo Luraschi- confirman a Oyarbide como instructor de esa causa, Menem podría sumar otra orden de arresto, ya que el juez -al igual que Urso- intentó tomarle declaración indagatoria en sucesivas oportunidades y evalúa decretar la rebeldía del ex presidente.

Pero si Oyarbide también requiere a Chile su extradición, la Corte trasandina abrirá un segundo proceso judicial para determinar si detiene o mantiene en libertad a Menem mientras evalúa si autoriza su traslado a Buenos Aires.

Sin asilo

En el exhorto que Urso remitió a la Cancillería y que debe llegar a Chile la semana próxima se detallan las imputaciones a Menem por la presunta licitación y construcción irregular de una cárcel federal en Ezeiza, la prueba contra él y las partes que intervienen en el proceso, es decir, el fiscal y los defensores.

Al requerir su extradición, Urso explicó que basó el pedido en la ley 24.767 -sobre la cooperación entre Estados en materia penal- y el tratado interamericano de extradición, firmado por la Argentina en 1933.

La Corte chilena definirá si admite el pedido de Urso, pero el gobierno de Ricardo Lagos desestimó, otra vez, cualquier injerencia política en la resolución del caso.

El vocero oficial del Gobierno chileno, Francisco Vidal, sostuvo ayer por la mañana que su país no le dará asilo político a Menem, en caso de que lo pida; el ex presidente anteayer dijo a LA NACION que no prevé pedir refugio "por ahora".

"Está tranquilo", dijo ayer uno de los colaboradores de Menem, cuya defensa en Chile quedó en manos del abogado Gabriel Zaliasnik, que no adelantó qué argumentará ante el pedido de extradición de la Argentina.

En un intento por despegarse políticamente del caso, el ministro del Interior, Aníbal Fernández, subrayó ayer que el Gobierno es "ajeno" a la situación judicial que atraviesa Menem, para evitar así cualquier sospecha sobre injerencias de la Casa Rosada en los tribunales.

"Nosotros estamos ajenos a cualquier tipo de decisión al respecto. El juez [por Urso] lo ha citado, el ex presidente no se presentó, lo declaró en rebeldía y después dictó o pidió la captura internacional. Es todo un proceso que, dentro de la legislación, está formado, está definido cómo se tiene que llevar a cabo", remarcó Fernández.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.