La Corte releva al responsable del informe

Adrián Ventura
(0)
24 de diciembre de 2009  

Alfredo Peralta no es sólo el autor del controvertido peritaje que le permitió al juez Norberto Oyarbide sobreseer al matrimonio Kirchner. También es quien, durante los últimos años, dirigió en forma desordenada el Cuerpo de Peritos Contadores y, por eso, la Corte Suprema lo desplazará del cargo el martes próximo.

En el acuerdo del martes -dicen en la Corte- los ministros nombrarán en reemplazo de Peralta, como director del cuerpo, a un perito contador que fue elegido por concurso y, además, tratarán de borrar un foco de posible corrupción: decidirán que los jueces ya no pueden aprovecharse de un artículo de un viejo decreto reglamentario para nombrar a dedo al perito que más les gusta. Esa posibilidad les daba a los jueces cierta discrecionalidad para que seleccionaran como colaboradores a los mejores expertos, pero también se prestaba a trampas.

En realidad, los desajustes con los cuerpos periciales de la Corte -peritos médicos, contadores, tasadores y calígrafos- comenzaron hace años.

Quince días atrás, el alto tribunal dictó una acordada para reestructurar el cuerpo de peritos médicos, de acuerdo con un plan desarrollado por la jueza Carmen Argibay. Ahora, casi seguramente el martes, será el turno del cuerpo de contadores, reestructurado según un plan de Elena Highton.

En 2005, la Corte tuvo que tomar cartas en el asunto para solucionar otro escándalo: el contador Fernando Robles había intervenido en un peritaje sobre una supuesta defraudación de la que fue víctima Carrefour. Robles dictaminó en contra de la denuncia, pero el escándalo que desataron sus dichos sobre las supuestas influencias que manejaría llevó a la Corte a desplazarlo. En su lugar, nombró a Peralta, que había intervenido como testigo en la causa de enriquecimiento ilícito de María Julia Alsogaray.

Pero las cosas no mejoraron. El Cuerpo de Auditores de la Corte comenzó a labrar muchísimos sumarios por pequeñas denuncias contra los peritos y el escritorio de Highton desbordaba de papeles. Hasta que la jueza ordenó agruparlos bajo una gran investigación. Así nació una auditoría, que estuvo a cargo de tres contadores designados por la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, un auditor y un secretario letrado.

Pocos días atrás, esta auditoría arrojó un resultado claro: el Cuerpo de Peritos Contadores estaba sumido en el desorden, no había un control adecuado sobre la asignación de causas a los distintos peritos ni, tampoco, se hacía suficiente control de la documentación. Los ingredientes necesarios para que prosperaran, posiblemente, hechos de corrupción.

El martes último, cuando trascendió que Oyarbide había sobreseído al matrimonio Kirchner sin hacer mayores esfuerzos investigativos, al basarse fundamentalmente en un peritaje, la Corte salió inmediatamente a tomar distancia del asunto: su presidente, Ricardo Lorenzetti, anunció que estaba una auditoría en curso y que el martes próximo se procederá a reestructurar al cuerpo. Ese día, la Corte también desplazaría a Peralta y nombraría a su reemplazante.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.