La crítica también alcanza a la legislación