La decisión del Libertador

(0)
23 de agosto de 2001  

En otras épocas difíciles para la República, el general don José de San Martín tomó la decisión de rebajarse el sueldo a la mitad y conminó a sus subordinados en el ejército de Cuyo a hacer lo propio.

“Es llegado la hora de los verdaderos patriotas. Se acerca al Río de la Plata una expedición de 10.000 españoles. Ya no se trata de encarecer y exaltar las virtudes republicanas, ni es tiempo de exhortar a la conservación de las fortunas o de las comodidades familiares. El primer interés del día es el de la vida: éste es el único bien de los mortales. Sin ella, también perece con nosotros la patria. Basta de ser egoístas para empeñar el último esfuerzo en este único esfuerzo que para siempre fijará nuestra suerte. A la idea del bien común y a nuestra existencia, todo debe sacrificarse. Desde este instante el lujo y las comodidades deben avergonzarnos... Desde hoy quedan nuestros sueldos reducidos a la mitad. El empleado que no quiera donar lo que deja de percibir recibirá un boleto para su abono en mejores circunstancias. Yo graduaré el patriotismo de los habitantes de esta provincia por su generosidad... Cada uno es centinela de su vida.”

Tal fue el bando que leyó el Libertador don José de San Martín el 6 de junio de 1815 al pueblo de Cuyo en el cabildo abierto. El texto fue acercado a La Nacion por el lector Anselmo Cisneros Dhers, de Martínez.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?