La demanda de divisas aflojará cuando se ocupen de la inflación