El escenario. La deuda, como arma de control político