La elección en la AMIA, nuevo round con alcance nacional

Una lista afín al Gobierno intentará destronar a laortodoxia el 7 de abril
Jaime Rosemberg
(0)
15 de marzo de 2013  

Con el polémico memorándum de entendimiento con Irán firmado por el gobierno argentino como principal y casi excluyente tema de campaña, la comunidad judía argentina elegirá el 7 de abril al próximo presidente de la AMIA.

No se trata, por cierto, de una elección menor ni será una campaña sin contrapuntos entre sectores profundamente divididos en su relación con el gobierno nacional y su política de acuerdos con el régimen de los ayatollahs.

El Bloque Unido Religioso (BUR), que gobierna la entidad desde 2008, intentará retener el poder. La relación de su presidente, Guillermo Borger (que por estatuto no puede ser candidato), con el Gobierno pasó de buena a ríspida y tirante en los últimos dos años, mientras que Acción Plural, que encabeza el ex presidente Luis Grynwald (2005-2008), sostiene sólidos lazos con distintos dirigentes kirchneristas. El tercero en discordia, la agrupación AMIA es de Todos, tiene como principal figura (aunque no como candidato) al rabino y dirigente de Pro Sergio Bergman, que ya se alió a la ortodoxia gobernante en las elecciones de 2008 y en los frustrados comicios realizados hace dos años.

¿Será el acuerdo con Irán el principal tema de campaña? "Ojalá no lo fuera, pero el acuerdo aparece todo el tiempo en los diálogos con los socios", afirmó Borger a LA NACION. El presidente de la mutual judía, que hoy tiene unos 25.000 socios en condiciones de votar, expresó su confianza en "retener el poder" de la entidad y no arriesgó el nombre del candidato, aunque Ariel Coen Sabban y Leonardo Jmelnitzky suenan como posibles sucesores.

Desde el BUR, y también desde la lista apadrinada por Bergman, surgen críticas hacia la "demora" del sector que encabeza Grynwald en criticar el acuerdo firmado por el canciller Héctor Timerman con su par iraní. "No son respuestas fáciles, y menos con desconocimiento, sobre un tema que es claramente nacional. Lo que hay que evitar es el papelón de desdecirse todo el tiempo", contestó Grynwald, en referencia a la actitud de la conducción de la AMIA, que en principio pareció avalar el acuerdo y días más tarde tomó una postura opositora.

Grynwald, que supo construir una relación de diálogo con el ex presidente Néstor Kirchner durante su mandato, reiteró que se opone al memorándum con Irán y afirmó: "No tenemos ninguna cercanía al Gobierno, ésas son chicanas que usan otros sectores que meten a la política nacional en la entidad", contestó en diálogo con LA NACION.

Bergman no opina lo mismo. "La gente va a diferenciar entre quienes traicionaron al pueblo y a la comunidad y quienes cuestionamos desde el principio. Se sabe a quiénes no tenemos que votar", fustigó.

Una amplia coalición de partidos de centroizquierda, comunidades del Movimiento Conservador y clubes sostiene la intención de Grynwald de destronar a la ortodoxia religiosa y volver a "una comunidad plural que incluya a todos". El ex presidente afirmó: "No me voy a sorprender, porque ya lo hicieron" si Bergman pacta con el BUR a la hora de sumar electores para conformar la comisión directiva (la elección es indirecta). Desde AMIA es de Todos sorprendieron con la incorporación del periodista José "Pepe" Eliaschev a la lista de electores. Una cuarta lista, encabezada por el ex presidente de la Organización Sionista Argentina (OSA) Manuel Junowicz, participará en los comicios, en los que se elegirán los 90 representantes que a su vez elegirán presidente.

En 2011, la ortodoxia se impuso a Grynwald por escaso margen, pero no logró los electores necesarios y se resolvió extender su mandato. En breve se dará la batalla final.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.