La falta de definición plantea dudas para el Núcleo Nacional

No hubo acuerdo sobre los pasos por seguir frente a las medidas
(0)
11 de diciembre de 2001  

El denominado Núcleo Nacional, que integran la Unión Industrial Argentina, los banqueros agrupados en ABA y Abappra, la Cámara Argentina de la Construcción, Confederaciones Rurales Argentinas y la Confederación General del Trabajo, se reunió ayer, pero no hubo acuerdos ni definiciones. Ni siquiera un comunicado que cuestionara la reciente decisión de dar marcha atrás con los planes de competitividad.

Las medidas económicas implementadas hace diez días para evitar la corrida bancaria y los últimos anuncios que suspenden los incentivos a la producción dejaron un poco descolocados a industriales, banqueros y productores, quienes se declararon en "sesión permanente" y decidieron esperar a que pase el paro dispuesto por la CGT para pasado mañana para volver a reunirse.

"Hay desconcierto y falta de información", admitió Eduardo Baglietto, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC). "Fue una reunión informal debido a la falta de precisión por parte del Gobierno", dijo anoche antes de irse de la sede de la UIA.

La reunión se desarrolló con la presencia del dueño de casa, José Ignacio de Mendiguren; Alberto Alvarez Gaiani y Héctor Masuh, por la UIA; Eduardo Baglietto, Aldo Roggio y Gregorio Chodos, por la Cámara Argentina de la Construcción (CAC); Benito Llambías, de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), y Rodolfo Daer y Andrés Rodríguez, por la CGT oficial. También estuvieron Enrique Olivera, presidente del Banco Nación y representando a la Asociación de Bancos Públicos y Privados de la República Argentina (Abappra), y Luis Betnaza y Sergio Einaudi, de Techint.

La novedad fue la presencia de los representantes del Consejo Interuniversitario, que agrupa a todas las universidades del país.

Comienzo tardío

Citados para las 18.30, empezaron tarde, con poco ánimo y algunas ausencias importantes, como Eduardo Escasany, presidente de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), que llamó para disculparse. De fondo, cruzando la Avenida de Mayo, se escuchaban los cánticos y vítores de los seguidores del ex presidente Carlos Menem, que en ese momento estaba en el hotel Castelar presentando su libro: "El camino de la victoria" (de lo que se informa en la Pág. 8). Incluso el frente de la UIA resultó embanderado con una serie de pasacalles que daban la bienvenida a Carlos Menem y anunciaban su regreso para 2003.

Mientras tanto, en la reunión cada representante habló a su turno, pero unificaron su mensaje. "Es casi inexplicable que ahora se diga que se puede prescindir de los planes de competitividad", afirmó Mendiguren al final de la reunión, y estimó que en los últimos 90 días la actividad productiva cayó un 12 por ciento. "Desde que se comenzaron a aplicar los planes de competitividad han pasado dos meses. El impacto todavía no se puede medir sobre el nivel de actividad ni sobre la recaudación", agregó el industrial.

Por su parte, el titular de Abappra y del Banco Nación, Enrique Olivera, coincidió en la idea de que por el momento la concertación en el nivel social sufrirá algunas demoras y quedará supeditada a lo que ocurra en el nivel político. "Es claro que el jefe de Gabinete (Chrystian Colombo) ha tomado la decisión de empezar por un acuerdo político", agregó.

-Las divergencias de intereses dentro del Núcleo Nacional, más ahora con las recientes medidas económicas, ¿atentarán para alcanzar un acuerdo? , preguntó LA NACION a Olivera.

-No. Yo veo mucha madurez en los distintos sectores sociales. Es un diálogo fecundo, y yo creo que hay ponerse de acuerdo no sólo sobre los objetivos, sino también sobre los instrumentos para lograrlos. Hoy lo que se necesita es una esperanza operativa.

Sin acuerdo

Eduardo Baglietto, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC): "No se puede avanzar por la falta de precisiones del Gobierno".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.