La garantía de pago apuntaló la racha alcista de los títulos públicos

Para los operadores, sólo alcanza para consolidar el buen clima financiero a corto plazo
Javier Blanco
(0)
15 de diciembre de 2009  

El anuncio de la creación de un fondo para garantizar el pago de la deuda pública en 2010 dio un nuevo impulso a la racha alcista de los bonos públicos y, por esa misma vía, logró una mejora del 1,78% en la Bolsa porteña, gracias a la valorización de entre 2 y 6% que consiguieron las acciones bancarias. Los bancos son los principales tenedores de títulos públicos.

La promesa de utilizar los recursos que sean (del lugar que sea) para dejar cubiertos los vencimientos provocó mejoras de hasta 6% en algunos títulos y una retracción del 3,5 al 5,9% en la tasa de riesgo país, según se considere la medición que incluye los bonos emitidos en pesos y con ley local (que elabora Ecolatina) o la que sólo considera los colocados en otras monedas y bajo ley extranjera (JP Morgan). De esta manera, esos índices quedaron en 971 puntos (con una baja de 32) o 690 puntos (-43), respectivamente.

La mejora en los precios revela la buena receptividad que tuvo el anuncio, aunque el relativamente acotado nivel de los negocios (el volumen de operaciones con bonos estuvo en línea con el registrado el viernes) deja a la vista que el anuncio no provocó ningún tipo de euforia.

"Llama la atención, porque el calendario de pagos de la deuda 2010 no venía cargado. En este sentido, genera confusión, porque los analistas tienden a pensar que si se dio ese paso es porque la situación fiscal es peor de lo que se dice o porque se quiere dejar liberados recursos para seguir sosteniendo el nivel de gastos", juzgó el economista Miguel Kiguel. "Decir que vas a pagar con reservas los servicios del año próximo, bajo la figura de un fondo de estabilidad, es hacer un anuncio marketinero que consolidará la tendencia del mercado en el corto plazo, pero no cambia nada", evaluó Ezequiel Asensio, de GPS Investment.

Escepticismo

"Es favorable dar señales de voluntad y capacidad de pago. Pero de fondo el mensaje es que se va a pagar con ahorro externo porque no hay voluntad para disciplinar el frente fiscal", apuntó su colega Francisco Prack, del Grupo SBS. "El uso de reservas no es lo más recomendable, pero desde el lado financiero es una medida positiva porque demuestra que el Gobierno tiene voluntad de pago, lo que se debería reflejar en una baja en las tasas de rendimiento de los bonos", opinó, por su parte, Javier Salvucci, de Silver Cloud.

La reacción de los indicadores financieros parece darles la razón a los analistas más cautos. De hecho, el anuncio sólo sirvió a los bonos, que ya habían recuperado su tendencia alcista con la confirmación de la reapertura del canje y el pago (que se hará efectivo hoy) del cupón del PBI. Pero tuvo acotado impacto en la plaza accionaria y el mercado cambiario, donde el dólar mayorista se movió al alza pero, en parte, por compras del Banco Central.

Otros analistas creen que pagar con reservas deuda hoy no es una mala opción financiera, aunque revela que el Gobierno mantiene un acceso restringido a los mercados. "El 63% de las reservas que los bancos centrales tienen en cartera está en dólares, una moneda que se devalúa o por la que te pagan poco más que 0%. Por eso no es mala opción cancelar reservas con ese dinero, si sobra", confió otro operador, aunque tampoco la considera la salida ideal.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.