La gobernadora Vidal convocó a una nueva ronda de negociación

Fuente: Archivo - Crédito: Santiago Hafford / LA NACION
La provincia mejoraría la propuesta de 15%, aunque un sector del Suteba llamó a una huelga de 72 horas
María José Lucesole
(0)
27 de febrero de 2018  

LA PLATA.- El gobierno de María Eugenia Vidal convocó para mañana a los gremios docentes a una nueva ronda de negociación paritaria. El inicio de clases está previsto para el lunes próximo.

La tercera reunión paritaria en lo que va del año se llevará adelante bajo la sombra del paro: un sector del Suteba de La Matanza ya anunció el "no inicio de clases" para lunes, martes y miércoles próximos. Se trata de la línea Suteba Multicolor, opositora a Roberto Baradel , secretario general de ese sindicato.

"El plenario provincial de delegados escolares convocado hoy en La Matanza por los Suteba Multicolor resolvió el no inicio de clases por setenta y dos horas los días 5, 6 y 7 de marzo, con jornadas de paro, movilización y acciones con la comunidad educativa, y asambleas para resolver la continuidad", informó ayer esa seccional.

"El gobierno de Vidal y Macri, así como los gobernadores del PJ en el país, son los responsables de que las clases no comiencen", se dijo desde la línea opositora al líder sindical.

Ajeno a esta decisión, el gobierno de Vidal evalúa mejorar la oferta salarial del 15 por ciento más 6000 pesos por presentismo que ya fue rechazada el jueves último.

En tanto, este viernes comenzará a depositar unos 4500 pesos a los docentes con asistencia perfecta el año último, una decisión que es criticada por los gremios.

María Eugenia Vidal quiere limitar las licencias de los docentes de la provincia de Buenos Aires para mejorar el sueldo de los maestros que no faltan a dar clases.

El ausentismo hoy es del 17 por ciento entre los 287.253 maestros que trabajan frente a 4,5 millones de alumnos en 18.000 escuelas de este territorio.

"Queremos discutir en serio el tema ausentismo", dijo a LA NACION el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas.

Eduardo López, de UTE, encabezó ayer un reclamo por paritarias libres
Eduardo López, de UTE, encabezó ayer un reclamo por paritarias libres Fuente: Telam

El Poder Ejecutivo se basa en cifras para dar esta discusión resistida por los sindicatos: el 40 por ciento de los chicos de primaria tuvieron más de dos maestros el último año.

Por si fuera poco, el 20 por ciento de los niños rotó hasta tres veces de maestro, a causa de las licencias que se pueden pedir los docentes, amparados por la ley 10.579.

Se pidieron 105.000 licencias médicas por mes, en promedio, en 2017. Hubo 117.000 suplencias mensuales. Hay casos de docentes que en 40 días presentaron siete patologías diferentes.

La discusión es de calidad. Pero también es de dinero. El gobierno gastó en suplencias unos 19.000 millones de pesos al año.

Hoy hay 12.500 millones de pesos de diferencia entre el techo de la oferta que puede hacer el gobierno de María Eugenia Vidal y el piso de la suba salarial que exigen los sindicatos docentes.

El gobierno de Vidal tiene instrucciones del presidente Mauricio Macri de no volver a instrumentar la cláusula que ajusta salarios según la inflación. Y de atenerse a la expectativa inflacionaria del 15 por ciento.

Los docentes exigen 20 por ciento y cláusula gatillo. Así lo ratificaron ayer a LA NACION desde los gremios Suteba y FEB.

Entre la posición de los sindicatos y la del gobierno de Vidal hay al menos 12.500 millones de pesos diferencia: cada punto que otorga Vidal en la paritaria supone un desembolso de 2500 millones de pesos.

Existe una sola manera de reducir esta brecha, según fuentes ligadas al oficialismo: reducir el ausentismo y redireccionar esos 19.000 millones de pesos que hoy se destinan a cubrir licencias médicas.

En ese caso el gobierno podría disponer de 10.000 millones para entregar al bolsillo de los docentes cumplidores.

La fórmula podría ser: revisión trimestral de las planillas de ausentismo y un depósito para los maestros cumplidores acorde con la baja en el ausentismo.

Esa es la única alternativa que visualiza el gobierno para destrabar el conflicto, cuando faltan cinco días para el inicio del ciclo lectivo. Mañana las partes volverán a reunirse, esta vez con la urgencia de que ya queda poco margen para negociar.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.