La Iglesia reclamó a la dirigencia política "unidad y responsabilidad" para la negociación con los fondos buitres