La izquierda marchó por un plus de $ 5000