La izquierda, por el voto en blanco

Distintos partidos realizaron un acto por el Día del Trabajador
(0)
2 de mayo de 2003  

A cuatro días de los comicios que los mostraron divididos y hasta enfrentados, los partidos de izquierda y las organizaciones piqueteras realizaron ayer un acto conjunto en la Plaza de Mayo para festejar el Día del Trabajador, en el que predominaron los llamados a la unidad política y el rechazo a los candidatos que competirán en el ballottage.

"Fuera el imperialismo de Irak. Ni Menem (Carlos) ni Kirchner (Néstor). Fuera el FMI. Brukman es de los trabajadores. Libertad a los presos por luchar", fue la consigna levantada por más de 7000 manifestantes, que partieron a las 15 desde la fábrica textil Brukman, ocupada por sus trabajadores en 2001 y devuelta a sus dueños hace 15 días.

Al llegar a la plaza, pasadas las 17, una veintena de dirigentes subió al escenario ubicado frente a la Pirámide de Mayo. A sus espaldas, la Casa Rosada lucía custodiada por un numeroso operativo policial.

"El desafío es trasladar esta unidad al terreno político. El próximo gobierno será débil, pero tiene un punto fuerte: nuestra división", arengó la legisladora porteña por Izquierda Unida (IU) Vilma Ripoll, tercera en una larga lista de oradores.

La escuchaban en la plaza militantes del Bloque Piquetero Nacional, del Movimiento Barrios de Pie, de la Coordinadora de Trabajadores Desocupados Aníbal Verón, y del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD), entre otras agrupaciones políticas, sociales y estudiantiles.

Con Ripoll coincidió el líder de Barrios de Pie, Jorge Ceballos, que además apoyó los recientes fusilamientos de disidentes en Cuba. "Allí donde levanten la cabeza los vendepatria, hay que ser duro con ellos", dijo desafiante, y se ganó el aplauso de gran parte de los presentes.

De los discursos también surgieron muestras de solidaridad con los santafecinos que sufren las inundaciones y un llamado a un paro activo piquetero. Todos coincidieron en impulsar un voto en blanco o nulo, o la abstención para la segunda vuelta electoral, prevista para el 18 de mayo.

"En principio llamamos a votar en blanco o a anular", detalló la candidata presidencial de IU, que dijo que los sufragios obtenidos por su fuerza (1,75%) estaban dentro de lo previsto.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.