La izquierda, por un frente