La jugada del bonaerense generó desconfianza en la Casa Rosada

La Presidenta se enteró en Chapadmalal del llamado de Scioli a Moyano; pidió silencio
Mariana Verón
(0)
24 de enero de 2012  

Todavía Cristina Kirchner descansaba en Chapadmalal cuando se enteró de que Daniel Scioli quería interceder para que el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, desistiera de la sonora renuncia al PJ que había hecho explícita el mes pasado. La orden fue no responder, pero en la Casa Rosada tomaron con desconfianza la alianza entre el mandatario bonaerense y el líder gremial.

Con Moyano enfrentado abiertamente con la Presidenta, fuentes oficiales se animaron a calificar de "osado" el gesto de Scioli, sobre todo porque la jefa del Estado se enteró por los diarios de la intención del gobernador y porque el PJ no era un tema que estuviera en agenda. El mandatario bonaerense es presidente del partido a nivel nacional desde la muerte de Néstor Kirchner. Sin embargo, todos los movimientos dentro de la estructura peronista habían quedado bajo la tutela de Cristina Kirchner.

Ayer, tanto el vicepresidente a cargo del Poder Ejecutivo, Amado Boudou, como el compañero de fórmula de Scioli, Gabriel Mariotto, evitaron polemizar con el mandatario, después de varios enfrentamientos. Se mostraron juntos en un acto en Coronel Suárez, pero no hablaron de Scioli.

Hace 10 días, el vicegobernador bonaerense hizo público su malestar por los almuerzos que el gobernador compartió con la conductora Mirtha Legrand y dijo que no le había gustado el partido de fútbol que había jugado el mandatario con el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri.

Según pudo saber LA NACION, el acercamiento entre Scioli y Moyano viene desde hace al menos un mes. "Sabemos que están conversando desde diciembre", confió un dirigente que dice conocer el partido.

En los despachos oficiales hubo sorpresa por la jugada del gobernador, pero hasta que la Presidenta no retome sus funciones formalmente mañana todos decidieron guardar silencio. A tal punto el Gobierno se mostró desprevenido que Boudou y Mariotto viajaron ayer por la mañana con la ministra de Gobierno de Scioli, Cristina Alvarez Rodríguez, que es quien debería reemplazar a Moyano como presidenta del PJ de la provincia de Buenos Aires. "Ahí no se habló nada", sostuvo una fuente oficial con algo de desconcierto.

La mayor inquietud de la Casa Rosada radica en que, según trascendió, lo que quiere Scioli es que Moyano permanezca en el peronismo a nivel nacional, pero que sí renuncie al PJ provincial. De esa manera, el gobernador comandaría las dos patas más importantes del partido a través de Alvarez Rodríguez en territorio bonaerense. "Esta situación rompe el equilibrio", remarcó ayer una fuente partidaria.

Tras la renuncia de Moyano, que hizo pública en el acto que realizó el líder de la CGT en Huracán, el 15 de diciembre pasado, la Presidenta mostró indiferencia y evitó mover sus cartas. Sucede que la jefa del Estado ya tenía pensado avanzar en la remoción de Moyano del partido a nivel provincial, pero el camionero le ganó de mano.

Tampoco hablaron ayer tres de los pesos pesados que tiene el Gobierno en el PJ bonaerense como el ministro del Interior, Florencio Randazzo; el ex jefe de Gabinete y senador Aníbal Fernández, y el ex ministro de Agricultura y presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, que son consejeros partidarios.

Acto bonaerense

Ayer, Boudou y Mariotto volvieron a mostrarse juntos en un acto en la provincia de Buenos Aires, esta vez sin Scioli. Desde la localidad de Coronel Suárez, el vice a cargo de la Presidencia hizo una fuerte defensa de la ley de medios que impulsó Cristina Kirchner. "La televisión abierta, digital, es la igualdad de acceso a la información de todos, para que no sean unos pocos vivos los que nos cuentan el cuento que quieren y al mismo tiempo se llenan de plata a costa de todos nosotros", lanzó Boudou.

"Contra los monopolios, por instrucción de la Presidenta, nos vamos a encontrar en la trinchera peleando del lado de los 40 millones para que no sean unos pocos los que se queden con el esfuerzo de todos", agregó el vicepresidente.

En uno de sus últimos actos antes del regreso a sus funciones de Cristina Kirchner, Boudou se despidió diciendo que era del "equipo de la Presidenta".

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.