La Justicia ajustó su presupuesto

La Corte solicitó a Economía $ 686 millones; sin embargo, no habrá rebajas en los salarios
La Corte solicitó a Economía $ 686 millones; sin embargo, no habrá rebajas en los salarios
(0)
29 de agosto de 2001  

La Corte Suprema fijó el presupuesto del Poder Judicial en 686 millones de pesos, con lo cual decidió respetar "los techos" comunicados a la Justicia por el Ministerio de Economía.

Tal como anticipó LA NACION, 589 millones estarán destinados al presupuesto de todos los tribunales inferiores a la Corte, mientras que el resto estará destinado al alto tribunal y sus muchas dependencias, que emplean a 2500 personas.

De ese modo, la Corte ajustó los gastos de la Justicia, pero no introdujo recortes salariales, como pretendían dos jueces, Antonio Boggiano y Adolfo Vázquez, ni tampoco aumentos, como había reclamado el Consejo de la Magistratura.

La acordada del máximo órgano judicial, firmada por ocho de sus jueces, no incluye una partida que la Magistratura había pretendido incorporar para dar aumentos y que hubiera llevado el cálculo de gastos a más de 880 millones de dólares, si a los 90 millones que recibe la Corte se le suman los 794 millones que previsionó el Consejo para los tribunales inferiores.

El acuerdo de ministros comenzó a las 9 y se extendió durante casi tres horas. Pero el debate sobre el tema no fue muy dilatado, porque la Corte había realizado anteayer un acuerdo extraordinario para ajustar algunos números.

Mientras se desarrollaba la reunión, en la planta baja del Palacio de Justicia se congregaron los empleados que respondieron al paro activo convocado por la Unión de Empleados de Justicia de la Nación (UEJN), que entonaron cantos contra Vázquez, a quien caracterizan como el ministro más proclive a hacer el ajuste propuesto por el ministro de Economía, Domingo Cavallo.

Julio Piumato, dirigente de la UEJN y cercano al líder de la CGT disidente, Hugo Moyano, estimó que la convocatoria reunió a 1500 personas. Pero los jueces enviaron a un emisario con un mensaje: el alto tribunal ajustaría el presupuesto, pero no reduciría los salarios de los magistrados.

Así, Vázquez votó en disidencia y fue el más duro en criticar la incorrecta asignación de recursos que hizo el Consejo, cuya eficacia cuestionó, a la vez que sugirió que el Jurado de Enjuiciamiento debe disolverse porque no tiene trabajo.

Cuando la protesta se mudó a la calle, Piumato dijo: "Tuvimos éxito porque no prosperaron los proyectos de Antonio Boggiano y Adolfo Vázquez de rebajar el 20 por ciento los sueldos".

La austeridad

En la acordada hay varios párrafos alusivos al esfuerzo que hace el Poder Judicial para "enmarcar el gasto en el sistema financiero y económico deficitario del país, con completa y entera austeridad, que llega hasta el límite de la subsistencia del Poder Judicial".

"En este trance de la República, la Corte" decidió contribuir con el esfuerzo general. Por eso, se resolvió ajustar las erogaciones a los techos propuestos por el Ministerio de Economía", para lo que la Corte dejó expresamente asentado que en 2002 no habrá dinero para tres fines:

  • instalar juzgados, como sí pretendía el Poder Ejecutivo y el Congreso, que crearon el fuero penal tributario;
  • pagar el reescalafonamiento, un término que se usa en tribunales para referirse a un aumento salarial por vía de jerarquizar a los empleados;
  • tampoco habrá dinero para pagarles a los 1500 meritorios, empleados que trabajan gratis en la Justicia a la espera de que algún día se regularice su situación y que representan el 7,5 por ciento de la fuerza laboral judicial.
  • Cada juzgado tendrá, para gastos eventuales (viáticos), 80 pesos por mes.

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.