La Justicia argentina debe definir en las próximas horas si extradita a Alejandro Vandenbroele a Uruguay

Pasó el fin de semana encarcelado en Mendoza, acusado de supuesto lavado de dinero a través de un firma vinculada a la compra de Ciccone; un juez mendocino, a instancias de la Cancillería, debe determinar su situación
(0)
22 de febrero de 2015  • 18:49

La justicia federal de Mendoza debe definir en las próximas horas, a instancias de lo que disponga la Cancillería, si extradita al presunto testaferro de Amado Boudou, Alejandro Vandenbroele , a Uruguay, donde es requerido en una causa por lavado de dinero, o si lo mantiene en el país para que responda ante los tribunales argentinos por el caso Ciccone .

Vandenbroele pasó el fin de semana encarcelado en la sede de los Tribunales federales de Mendoza, aunque comunicado por teléfono con sus abogados y familiares. El juez federal de Mendoza Walter Bento recién recibirá mañana a Vandenbroele para notificarlo de su situación.

En Uruguay, en tanto, el juez uruguayo Néstor Valetti y el fiscal Juan Bautista Gómez pretenden que Vandenbroele explique el origen de los US$ 620.000 que la sociedad Dusbel SA transfirió desde Montevideo y en bonos a una cuenta bancaria de The Old Fund en la Argentina. Dos veces lo citaron sin que se presentara a declarar por lo que pidieron la captura a Interpol.

Vandenbroele, está arrestado desde el viernes a pedido de la Unidad Especial contra el Crimen Organizado de la justicia uruguaya que lo investiga hace un año y medio por los orígenes de la empresa Dusbel. Esa compañía realizó transferencia de bonos al grupo The Old Fund, a cargo del paquete accionario de la calcográfica Ciccone.

El juez uruguayo Valetti había indicado el viernes que al estar en Argentina, donde a su vez está imputado en la causa Ciccone, " es la Justicia argentina la que tiene la potestad de evaluar si tiene que cumplir la pena en ese país antes de remitirlo a otro Estado".

Valetti aclaró entonces que si era detenido en otro país, debían "enviarlo a Uruguay, siempre y cuando cumplan los tratados internacionales".

La investigación uruguaya

La pesquisa uruguaya comenzó poco después de que, el 17 de marzo de 2012, LA NACION revelara el rol que Dusbel asumió en la red de sociedades detrás de la ex Ciccone.

Este medio publicó que el 29 de octubre de 2010 Dusbel se había quedado con la mitad de las acciones de The Old Fund -que a su vez controla el 70% de la ex Ciccone- a cambio de aportar US$ 620.000, pese a que la sociedad uruguaya aún no había completado los trámites de radicación en la Argentina.

Tras la revelación de LA NACION, la unidad antilavado uruguaya, que depende de su Banco Central (BCU), analizó los registros y movimientos de Dusbel en su país, estimó que presentaban "apariencia delictiva" y solicitó a la Justicia que abriera una investigación por "lavado de activos". Vandenbroele ya dio una explicación sobre Dusbel en los tribunales argentinos.

Fue a fines de 2012, cuando presentó un escrito ante el juez Lijo, en el que adjudicó esos US$ 620.000 a Mayer Business Corporation, una sociedad panameña del ex banquero Raúl Moneta.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.