La Justicia investiga si se pagaron sobresueldos en el menemismo

En el juicio contra Alsogaray, otros tres ex funcionarios reconocieron esa práctica
Gabriel Sued
(0)
24 de abril de 2004  

Cuando nadie lo esperaba, el juicio oral contra María Julia Alsogaray provocó ayer el nacimiento de una nueva causa, en la que la ex funcionaria menemista no es la principal imputada.

A raíz del testimonio que brindó anteayer un ex secretario del ex ministro de Justicia Raúl Granillo Ocampo, la justicia federal investiga desde ayer el supuesto pago de sobresueldos a funcionarios de la primera línea de gobierno durante la gestión de Carlos Menem (1989-1999).

Durante el juicio que se le sigue a la ex secretaria de Recursos Naturales por el delito de enriquecimiento ilícito, Wilfen Roberto Martínez Medina relató -con lujo de detalles- cómo retiraba todos los meses 50.000 pesos de la Jefatura de Gabinete y se los entregaba a Granillo Ocampo.

Con recortes de los diarios, el abogado Ricardo Monner Sans denunció el caso ante la Justicia. La causa recayó en el juzgado de Jorge Ballestero, que delegó la investigación en el fiscal federal Guillermo Montenegro.

A su testimonio se agregaron ayer los de otros tres testigos del juicio oral, que corroboraron la existencia de esa práctica durante el menemismo. Se trata de Santiago Lozano, ex subsecretario de Asuntos Institucionales del Ministerio del Interior, y de Raúl Castellini y Mabel Behal, ambos funcionarios de la Secretaría de Recursos Naturales durante la gestión de Alsogaray. Todos ellos son testigos propuestos por la defensora oficial Pamela Bisserier.

A ellos se sumó el ministro de Justicia, Gustavo Beliz, que negó haber recibido sobresueldos durante su paso por el gobierno de Menem, como ministro del Interior hasta 1993, pero acusó a su sucesor en el cargo, Carlos Corach. "Sé que Corach los manejó", dijo Beliz.

"Una ley secreta"

Por la mañana, ante la mirada de los jueces Horacio Vaccare, María Cristina San Martino y Leopoldo Bruglia, Lozano describió la operatoria: "Se me envió durante algunos meses un complemento de sueldo, de 3000 a 5000 pesos. En una reunión de Gabinete, Tacchi [Carlos, secretario de Ingresos Públicos, ya fallecido] me dijo que eran fondos pagados en virtud de una ley secreta". Las palabras del ex subsecretario de Asuntos Institucionales también hicieron referencia al período en que Corach comandaba la cartera política. Sin éxito, LA NACION intentó comunicarse con el ex ministro.

"No tenía una indicación de a qué destinar el dinero -agregó Lozano-. Era un complemento salarial; era una decisión personal." El ex funcionario detalló que, cuando el tema tomó estado público, Tacchi les indicó, en las declaraciones juradas, que debían reconocer ese cobro en el rubro "otras asignaciones".

La supuesta existencia de asignaciones extrasalariales durante el gobierno de Menem fue revelada en 1997 por una publicación de LA NACION.

A su turno, Castellini precisó que, a fines de 1998, Alsogaray le pidió en seis o siete oportunidades que retirase un sobre en Jefatura de Gabinete. "Ella me dijo que era dinero", dijo Castellini. En coincidencia con el relato de Martínez Medina -procesado en una causa por extorsión contra Granillo Ocampo-, el funcionario de la Secretaría de Recursos Naturales recordó haberse entrevistado con Rodolfo Aiello para recibir el sobre con dinero.

Behal, implicada y luego sobreseída en la causa por la que Alsogaray está detenida hace ocho meses, dio más detalles. "Hasta el nivel de subsecretarios había un dinero que no requería recibos. Supongo que la ingeniera también los percibía", dijo.

Kaplan dijo que no

El único de los testigos que declaró ayer y que dijo desconocer el pago de sobresueldos fue Enrique Kaplan, ex subsecretario de Recursos Naturales y ex peluquero de Menem, procesado en la causa que envió a Alsogaray a prisión.

Por extraño que parezca, la confirmación de la existencia de sobresueldos podría favorecer la posición de Alsogaray en el juicio. Ocurre que el cobro de dinero extra a su salario como funcionaria es uno de sus argumentos para justificar su incremento patrimonial en $ 2.500.000 durante su paso por las estructuras del Estado (1985-1999).

De hecho, en su indagatoria ante el juez federal Juan José Galeano, la ex interventora de Entel y de Somisa detalló que su repartición recibía de la Secretaría General de la Presidencia entre 20.000 y 40.000 pesos por mes para pagar sobresueldos, de los que ella retenía entre 8000 y 10.000 pesos "para afrontar gastos de consumo como pago de alquileres o el pago de las cuotas del colegio de los chicos".

Los fiscales del proceso de instrucción sostuvieron, no obstante, que el organismo a su cargo no estaba entre los organismos públicos que por ley podían recibir fondos reservados.

Por pedido del fiscal del juicio, Oscar Amirante, en los próximos días declarará como testigo el jefe de Gabinete de Menem, Jorge Rodríguez.

Sigue el desfile de testigos

  • Entre el lunes y el viernes próximos está previsto que declaren como testigos por lo menos 21 personas que tuvieron algún tipo de vinculación con la ex secretaria de Recursos Naturales María Julia Alsogaray. De esa nómina, surgen su ex peluquero personal, Diego Impagliazzo; el ex titular de la Dirección General Impositiva Ricardo Cossio y el actual ministro de Desarrollo Social bonaerense, Juan Pablo Cafiero, quien hace varios años, como diputado nacional, denunció que la ex funcionaria poseía una cuenta de US$ 190 millones en las islas Caimán.
  • MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.