La Justicia uruguaya complicó a Corcho Rodríguez

Fuente: Archivo
Informó a Cassanello que la sociedad utilizada para pagar sobornos pertenece al lobista
Hugo Alconada Mon
(0)
28 de junio de 2018  

Tras completar los primeros pasos de su propia investigación, la Justicia uruguaya informó al juez federal Sebastián Casanello que la sociedad anónima que Odebrecht utilizó para pagar sobornos a funcionarios argentinos pertenece Jorge "Corcho" Rodríguez, algo que el lobista siempre negó y aún niega.

El reporte de la Justicia uruguaya se centró Sabrimol Trading SA, la sociedad radicada en la zona franca de Montevideo que, según delatores de Odebrecht, canalizó millones de dólares para sobornos en los proyectos para soterrar el tren Sarmiento, construir una planta potabilizadora para Aysa y extender las redes troncales de gasoductos en la Argentina.

El informe uruguayo se basó en documentos bancarios y societarios, y los testimonios de quienes figuraron como accionistas de Sabrimol, pero que identificaron a Rodríguez como su verdadero dueño cuando fueron indagados por una jueza contra el Crimen Organizado en Montevideo.

El primero de ellos fue Martín Molinolo, que presentó además un escrito para señalar a Rodríguez, defender su propia actuación y despegarse de las coimas de Odebrecht. "El propietario del 100% del capital accionario de la sociedad [Sabrimol Trading], su beneficiario final y accionista real de dicha sociedad era el ciudadano argentino Sr. Jorge Rodríguez, conocido también popularmente como 'Corcho' Rodríguez", indicó.

Las declaraciones de Molinolo contradicen al lobista argentino, que siempre negó haber participado en cualquier delito de Odebrecht, como así también rechazó ser el dueño de Sabrimol Trading. Pero según declaró Molinolo, "Rodríguez se apersonaba en Montevideo, nos solicitaba cheques y retiraba en efectivo sumas de dinero".

El otro uruguayo que figuró como accionista de Sabrimol, Carlos Dentone, también señaló al lobista que, según los delatores de Odebrecht se movía como el emisario del número dos de Julio de Vido en el Ministerio de Planificación, Roberto Barata.

-¿Quién daba las órdenes?-, le preguntaron desde la Fiscalía uruguaya a Dentone al indagarlo sobre Sabrimol.

-Jorge Rodríguez o, si él no estaba, Osvaldo Gandini [su contador]. Ellos generaban el dinero y decían cuáles deberían ser los destinos de esos dineros-, contestó Dentone.

Intermediario "esencial"

Los investigadores uruguayos, sin embargo, no se quedaron solo con los dichos de Molinolo y Dentone. También recopilaron una carta poder de Sabrimol, firmada por Rodríguez en la que se lo identificó como accionista de esa sociedad, en octubre de 2011.

En la misma senda, en el expediente que se tramita en el fuero contra el Crimen Organizado en Montevideo consta un acta de acuerdo entre Sabrimol y la empresa holandesa Van Oord en la que se identifica a Rodríguez como el responsable de la sociedad uruguaya.

No solo eso. En esa acta con Sabrimol, quedó asentado que el "Corcho" serviría de intermediario con las autoridades argentinas en el intento de la firma Van Oord por ganar la licitación internacional para el dragado del Río de la Plata en el área de la isla Martín García. "Es de la esencia de esta contratación que la relación con las más altas autoridades a cargo de la licitación sea atendida en forma personal por el Sr. Jorge Rodríguez".

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.