Política económica. La larga espera de los exceptuados