La llegada de varios presidentes obligó a reforzar la seguridad

Redoblan el operativo en el Aeroparque
(0)
24 de mayo de 2003  

La llegada, entre ayer y mañana, de trece jefes de Estado latinoamericanos para la asunción presidencial de Néstor Kirchner obligó a reforzar la seguridad aérea, ya que la mayoría entrará en el país por el aeroparque metropolitano Jorge Newbery, según informaron fuentes vinculadas con el operativo de seguridad.

Buena parte de los mandatarios llegará mañana por la mañana, en horarios que no fueron difundidos, precisamente por razones de seguridad.

Se informó, sin embargo, que el colombiano Alvaro Uribe y el venezolano Hugo Chávez arribarán mañana por la mañana, con sólo cinco minutos de diferencia. Por eso, los encargados de diseñar el operativo de seguridad decidieron que el avión que llegue en segundo lugar sólo aterrizará una vez que el primero haya partido de Ezeiza.

Por las situaciones de conflicto por las que atraviesan sus países, Uribe y Chávez son dos presidentes que requerirán especiales medidas de seguridad. El mandatario colombiano gobierna un país con un largo y sangriento enfrentamiento en el que participan organizaciones guerrilleras, militares, paramilitares y poderosos grupos narcotraficantes. Venezuela sufre una violenta división entre chavistas y antichavistas.

Cuarenta integrantes de la comitiva de Chávez están en Buenos Aires desde hace varios días para ajustar su operativo de seguridad. Está previsto que el presidente se quede hasta el lunes por la tarde y recorra algunos sitios turísticos de la ciudad. Es posible incluso que haga compras.

Los encargados de la seguridad aérea están aliviados de que el presidente Eduardo Duhalde haya resuelto, sobre el final de su mandato, el conflicto abierto por la quiebra de la empresa aérea privada LAPA (absorberá a sus empleados en una nueva aerolínea estatal por crear). De ese modo, quedaron descartados las manifestaciones y piquetes de empleados de LAPA en el Aeroparque.

Tampoco se espera que haya otros piquetes en el trayecto por el que deberán transitar los jefes de Estado.

Recepción a un príncipe

Los encargados de la seguridad de la terminal aérea saben que tendrán que lidiar con problemas adicionales de protocolo y reclamos especiales.

El primero ocurrió ayer por la mañana, al arribar en un vuelo regular de la compañía española Iberia el príncipe Felipe de Borbón, heredero del trono español. Su llegada se produjo en Ezeiza.

El príncipe sugirió ser recibido con honores en la manga del aeropuerto, apenas salido de su cabina de primera clase. Le contestaron que era imposible: eso obligaría a demorar a los demás pasajeros, que tras 14 horas de vuelo no lo tomarían a bien.

Finalmente, la recepción con honores se realizó en otro salón del aeropuerto, sin inconvenientes.

El príncipe se reunió luego con el presidente Eduardo Duhalde y con el escritor Ernesto Sabato, entre otras actividades, y el lunes será recibido por Kirchner.

A Duhalde le dejó una carta de agradecimiento de su padre, el rey Juan Carlos I, por las "buenas relaciones que mantuvieron en este año y medio" de su gestión.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.