La mujer de un narco declaró cómo llevó seis kilos de cocaína a la Municipalidad de Paraná

Germán de los Santos
(0)
28 de junio de 2018  

ROSARIO.– Sergio Varisco, intendente de Paraná, quedó aún más complicado en la causa en la que está procesado por comercialización de estupefacientes, luego de que Luciana Lemos, la pareja del narco que tenía un acuerdo político y comercial con el jefe comunal, dio datos precisos de cómo en abril pasado llevó 6 kilos de cocaína a la municipalidad de esa ciudad.

Lemos está con prisión domiciliaria en una causa por narcotráfico, en la que están procesados Varisco y funcionarios municipales y concejales. Declaró dos veces ante el juez federal Leandro Ríos, en una indagatoria que se llevó adelante el 22 de junio, mientras que ayer realizó una ampliación.

La mujer dijo que en abril entregó en la Municipalidad de Paraná seis kilos de cocaína. Relató que fue "directo" a la oficina de [Griselda] Bordeira, una suboficial de la policía que era subsecretaria de Seguridad de la intendencia. "Bordeira bajó a la oficina de Pablo Hernández (concejal de Cambiemos) y salieron todos. Eran 6 kilos de cocaína lo que iba ese día en mi mochila y se lo dejé a Bordeira y me fui".

En una ampliación que hizo Lemos ayer a la tarde –según publicó el portal Análisis Digital– ante el juez Ríos, detalló cómo se dividía ese cargamento. "Uno era para [Emanuel] Gainza, uno para [Pablo] Hernández, dos para Borderia y dos para Varisco".

Lemos era la pareja de Daniel Celis, alias Tavi, preso y procesado por narcotráfico en la Unida Penal Federal N°8 de Paraná. Varisco selló un acuerdo político con el narco para la campaña electoral de 2015. Pero ese pacto político, según señala el juez en un dictamen del expediente, se transformó en un acuerdo comercial para la distribución y venta de estupefacientes.

La Policía Federal secuestró el 3 de mayo pasado en un allanamiento en la casa de Lemos 3,6 kilos de cocaína y dos cuadernos con anotaciones en las que figuraban los nombres de Varisco, Bordeira, Hernández y otros dirigentes de Cambiemos, como el vicepresidente del Concejo Deliberante, Emanuel Gainza, cuyo domicilio allanó anteayer la Policía Federal, al igual que su oficina y la sede de Pro.

La declaración de Lemos, a cuyo contenido accedió LA NACION, sirvió para que los investigadores pudieran dilucidar las anotaciones que figuraban en dos cuadernos que fueron incautados en ese allanamiento, cuando dentro de una mochila negra la Policía Federal secuestró 3,6 kilos de cocaína, que le proveía a la banda de Celis un grupo narco, liderado por dos peruanos que viven en Buenos Aires.

La mujer, detenida en su domicilio para el cuidado de sus hijos, advirtió ante el juez en la indagatoria que en ese cuaderno llevaba detallado las entregas de cocaína y el dinero que recibía. Al principio, escribía los nombres reales, pero por recomendación de su pareja decidió poner nombres ficticios. Ante el juez, Lemos descifró los nombres anotados. Dijo que cuando escribió "Nacho" se refería al intendente Varisco.

"Cuando Celis me decía: ‘ahí van los de Nacho a buscar’, que es la gente de Varisco, iba un hombre alto de tatuaje en los dos brazos, lleno de barba, pelo negro corto y de piel blanca. Yo sabía que iba de parte de Varisco, porque Nacho era Varisco", relató la mujer.

En el expediente se investiga si Varisco, Hernández, Bordeira y Ernesto González "adquirieron entre el 20 de abril y el 2 de mayo pasado la cantidad de, al menos, seis panes de cocaína. al precio de $150.000 a $165.000 cada uno, para distribuirlos en Paraná y Concordia".

Lemos contó en su declaración que los proveedores de la cocaína eran dos ciudadanos peruanos que viajaban cada semana a Paraná desde Buenos Aires. Y que ella le compró a uno de ellos un auto en la concesionaria Chaparro Automotores, para que se moviera en la capital entrerriana.

Esta mujer era empleada municipal desde octubre de 2016, según admitió en su declaración. Entró a la intendencia como una retribución del intendente a Celis por haber participado en la campaña de 2015. "Varisco le tenía que dar esos contratos a Celis porque puso mucha plata para la campaña y, como no le devolvía la plata, le tuvo que dar los contratos. El arreglo era que Celis le hacía la campaña y se quedaba con la Unidad 2 y tenía que darle las obras de asfalto. Tenían una empresa con [Cristian] Silva", dirigente del Movimiento Vecinalista del Oeste.

Varisco tenía un acuerdo político con Celis, a través de una organización con llegada a los barrios que dominaba el narco: el Movimiento Vecinal Oeste. Aunque la relación entre ambos se remonta a 2011, ese pacto se fortaleció frente alas elecciones de 2015. En su libro "Cenizas del narco", el periodista Daniel Enz señala que Tavi se acercó a Varisco a través del actual concejal Hernández.

En un dictamen para ordenar una serie de órdenes de allanamiento, el juez Ríos señala que "la narcocriminalidad requiere de su inserción institucional para progresar y aspira a copar los primeros niveles de gobierno, como el municipal".

En su declaración, Lemos puntaliza cuál era el rol de Celis en la campaña. Su pareja, según su testimonio, aportó "$2.000.000" en ese periodo proselitista. "Daniel [Celis] me mandaba derecho a Varisco a cobrarle la deuda de $2.000.000 dque puso para la campaña. Él [por Varisco] no puso la plata, bajaba la mercadería, la droga, para repartirla a la gente así lo votaban a Varisco. También ocupaban plata en efectivo para carteles y demás, también bolsones de comida".

"[La cocaína] la usaban para repartirle a los que los iban a votar en la campaña, le armaban bolsitas y las repartían. Las armaban los que trabajaban en el Movimiento Vecinal del Oeste", señaló.

También mencionó que en la campaña electoral de 2015 Varisco le recomendó a Celis que no apareciera por los actos en los que estaba la prensa. Incluso, recordó que esa advertencia le hizo Varisco durante una visita del entonces candidato presidencial Mauricio Macri.

"Cuando vino Macri no lo dejaron ir a Celis. No quería [Varisco] que se acercara por el tema de las cámaras y el intendente le dijo que viajaran en la semana para una tener una reunión privada con ellos. Esa semana Celis se fue de viaje, fue con Sergio Varisco, Silva y, si no me equivoco, creo que Correa y tienen fotos de Buenos Aires. No sé si se reunieron", afirmó Lemos en su declaración indagatoria, el 22 de junio pasado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.