El escenario. La necesidad de más diálogo y respeto