La nueva moneda circulará a mediados de enero

El secretario general de la Presidencia, Luis Lusquiños, señaló que el argentino "estará en la calle" luego de que el proyecto sea aprobado por el Congreso
(0)
27 de diciembre de 2001  • 09:03

El secretario general de la presidencia, Luis Lusquiños, aseguró hoy que el argentino, la tercera moneda impulsada por el presidente Adolfo Rodríguez Saá, estará en la calle "en 15 días", previa aprobación del Congreso la semana próxima, "como corresponde".

El funcionario afirmó que el proyecto del Ejecutivo será remitido al Congreso "máximo mañana a última hora", y allí tendrá, a partir del lunes próximo, "un trámite muy rápido, y después el problema instrumental (de impresión de los billetes), pero estamos hablando de quince días, mediados de enero".

En declaraciones a radio Continental, Lusquiños señaló que la moneda "va a tener un régimen de flotación, hasta que gane prestigio. Obviamente la gente va a gastar primero el argentino y va a reservar para último momento el consumo en pesos. El peso va a seguir siendo convertible, el argentino será una moneda no convertible".

Análisis del economista Claudio Lozano

  • El economista Claudio Lozano- referente económico de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA)- advirtió que la emisión de la nueva moneda "argentino" significará un "duro golpe al bolsillo de los sectores populares", y remarcó que "quienes tengan deudas tanto en dólares como en pesos, sufrirán complicaciones".
  • "Puede producirse un proceso de devaluación salvaje, lo cual finalmente penaliza a los sectores de menores recursos", señaló Lozano, al tiempo que afirmó que la aparición del argentino "constituirá un nuevo proceso de erosión de los sectores populares".
  • Además, alertó sobre "la complicación para aquellos que están endeudados", porque precisó que "quienes cobren en argentinos se verán perjudicados y deberán pagar más por sus deudas".
  • Asimismo, el economista destacó que "el mantenimiento de las tarifas de los servicios públicos y las rentas financieras en dólares hará que se deprecie el salario de los trabajadores".
  • "Para que haya una salida ordenada de la convertibilidad es preciso pesificar todas las operaciones e incorporar el real a un factor de empalme junto con el dólar y el euro, pero no sólo para las operaciones de comercio exterior, sino para toda la economía".
  • También señaló que "se debe recomponer la solvencia fiscal, reestatizar los fondos de las AFJP, hacer una reforma impositiva que recaiga sobre los sectores con mayor capacidad adquisitiva, eliminar los subsidios improductivos y revisar las condiciones de la apertura económica".
  • En ese marco, el experto remarcó que "a partir de estas medidas se debe administrar política cambiaria hasta converger en una moneda común del Mercosur".
  • Fuente: DyN

    Análisis del economista Marcelo Lascano

  • “Debería existir suma prudencia como existió al principio con los patacones, que fue aceptado como instrumento de pago porque resolvía problemas de liquidez y los comerciantes lo recibían, esto significó un alivio para la gente y para el Gobierno.”
  • “Creo que es una salida en el contexto de la desesperación reinante, ahora bien, todo esto es anormal para una economía que funciona bien.”
  • “Hay que aceptar esta nueva experiencia, no habría mayores dificultades si el Gobierno se comporta con rectitud técnica y moral.”
  • “Creo que se están olvidando de las exportaciones para ganar reservas. Hay que exportar, generar empleo, producción y divisas para que la gente vea que los dólares están y que no hay ninguna posibilidad de corrida cambiaria, pero para eso tiene que haber oferta de dólares vía exportaciones.”
  • Análisis del economista Carlos Melconian

  • “Viene a sustituir lo que ya existe en términos de otras cuasi monedas y a cubrir un vacío de liquidez muy importante que se está dando en el mercado. Dado ese faltante y la depresión reinante puede ser aceptado.”
  • “Sus alcances y su utilización constituyen una cuestión riesgosa que todavía esta por verse porque en el fondo sigue siendo una emisión de moneda sin respaldo.”
  • “No era la única salida. Pasamos de una situación en la que se pensaba que no se podía hacer nada a una situación en la que se cree que se puede hacer todo.”
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.