La oposición admite límites para la unidad

Aunque fue uno de los reclamos del 18-F, las elecciones dificultan acciones comunes
Laura Serra
(0)
22 de febrero de 2015  

Una señora de mediana edad se acercó al dirigente político con el rostro empapado por la lluvia durante el 18-F. "Nosotros nos movilizamos, ahora es el turno de ustedes, a ver si se ponen los pantalones largos y se unen por el país", le espetó, dedo índice en alto. El dirigente político le sonrió y asintió. "Es impresionante cómo la gente nos reclama que nos unamos. Donde voy, escucho lo mismo", le comentó a esta cronista mientras caminaba, entremezclado en la multitud. Sin embargo, la oposición todavía parece enfrentar numerosas dificultades para articular una estrategia común. De hecho ayer, después del duro mensaje presidencial, sólo hubo respuestas descoordinadas.

La Marcha del Silencio en homenaje al fiscal Alberto Nisman tuvo como destinatarios no sólo al Gobierno y la Justicia. La oposición también se sintió interpelada, y así lo percibieron sus principales dirigentes. "Hay una ansiedad social para que la oposición se junte y se articule de alguna manera. El desafío nuestro es ver la mejor manera de canalizar esa ansiedad", admitió Mario Negri (UCR), presidente del bloque de diputados.

¿Cómo amalgamar espacios políticos con ambiciones electorales confrontadas? "Debemos saber trazar políticas de Estado en común -responde el jefe del bloque de diputados del Frente Renovador, Darío Giustozzi-. La gente en la marcha exige una mejor calidad de la política. Significaría un enorme salto de madurez acordar un compromiso basado en cuatro o cinco puntos fundamentales más allá de cuál sea el nombre del futuro presidente."

"El caso Nisman marcó un punto de inflexión -acotó la diputada Patricia Bullrich [Unión Pro]-. Creo que la dirigencia opositora está madura para articular políticas en común, sobre todo para desatar el paquete de leyes del Gobierno para construir su impunidad. Es lo que la gente nos reclama."

Una primera y embrionaria experiencia en ese sentido se verá por primera vez en el Congreso este jueves. Ese día desfilarán los candidatos presidenciales de la oposición por el Salón Illia del Senado para firmar un acta en común, diseñada por sus respectivos bloques legislativos, en el que se comprometerán a derogar la nueva ley de inteligencia que impulsa el Gobierno. También, a sancionar una nueva ley de Ministerio Público y a derogar el polémico Memorándum con Irán, eje de la denuncia de Nisman contra el Gobierno.

Para Gerardo Milman, lugarteniente de Margarita Stolbizer (GEN) en Buenos Aires, necesariamente el gobierno que se viene deberá ser "de coalición". "Hay una conciencia generalizada de que el próximo gobierno, si es opositor, nacerá con una debilidad parlamentaria. No tendrá mayoría -explica-. Por eso, necesariamente el gobierno que viene deberá ser de coalición, sin que esto signifique que surja de un acuerdo electoral. Puede articularse después de las elecciones."

En efecto, hoy por hoy, parece difícil que toda la oposición conforme un único espacio electoral frente al oficialismo. Mauricio Macri, candidato presidencial de Pro y aliado con Elisa Carrió (Coalición Cívica), ya dejó en claro que no quiere competir en una elección interna con su rival más inmediato, Sergio Massa, del Frente Renovador. El radicalismo, tironeado por ambos, decidirá el 14 del mes próximo cuál será su política de alianzas. Su decisión será clave para definir el tablero electoral con vistas a las elecciones de octubre.

De hecho, ayer, los referentes opositores más importantes no hablaron ante el duro texto de la Presidenta, en el que acusó a jueces, fiscales y medios de actuar como un partido político que busca desestabilizar al Gobierno. En sus equipos admitieron la dificultad de coordinar acciones en período de campaña.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.